Publicado en Vídeos Inspiradores

De oveja a tigre


Fredy Kofman explica en esta interesante charla lo que diferencia a una oveja (un pusilánime) de un tigre (un responsable)

¿Qué hace la oveja?

Se quita de encima cualquier responsabilidad
Está convencida de que las circunstancias son las causantes de todo y predeterminan su elección
Se siente ansiosa por tener que elegir
Se queja
Reacciona a los estímulos, no elige su respuesta
Cree que toda acción que emprenda debe tener un resultado previsto. Cuando no ocurre así, la frustración y el miedo le arruinan la vida y se siente impotente
No reflexiona sobre sus valores ni actúa teniéndolos en cuenta, prefiere que otros decidan por ella

¿Qué hace el tigre?

Acepta ser plenamente responsable responsable de su vida
Elige cómo reaccionar, qué hacer con su existencia, sus recursos, su tiempo…
Se siente protagonista
Asume la ansiedad de las elecciones porque elige ser mediante su hacer cuando le vida le presenta unas determinadas circunstancias
Comprende que el resultado de sus acciones no depende de él en exclusiva; admite que puede dirigir su acción hacia una dirección concreta, pero sólo eso. Así que sabe que el fracaso y la frustración forman parte del proceso
Cuando toma una decisión se apoya en sus valores y, pase lo que pase, experimenta la satisfacción de haber actuado conforme a sus valores. Se enorgullece de su comportamiento no del resultado
Construye una vida en libertad y empieza a crear un cielo en la tierra.

(El final de la conferencia de Kofman es muy provocativo, vaya la advertencia por delante).

Publicado en Microideas

7 Consejos para ser fiel a tus resoluciones de Año Nuevo


Gretchen Rubin
Consejos de Gretchen Rubin, autora de:“Objetivo felicidad”

1. Lo más importante: Sé específico. A menudo la gente hace resoluciones abstractas: “ser más optimista”, “encontrar más alegría en la vida”, “apuntar alto.” Es mejor buscar una acción específica que pueda medirse: “distraerme con música divertida cuando me sienta triste”, “ver una película al menos cada semana”, “comprar una planta para mi escritorio”. Estas resoluciones específicas consiguen que, al final, las metas altas se logren.
Según el Journal of Clinical Psychology las resoluciones más elevadas realizadas en el 2012 incluyeron aspectos como:”disfruta la vida al máximo” y “manténte en forma y saludable.” Pero ¿qué quiere decir esto exactamente ? Lunes por la mañana: ¿qué vas a hacer diferente?
2. Escríbelo
3.Revisa tu resolución constantemente. Si zumba en tu cabeza es más fácil que no la olvides y le seas fiel.
4. Hazte responsable. La responsabilidad es el secreto para ser fiel a las resoluciones. Por eso son efectivos los grupos como “los vigilantes de peso”. Hay muchas maneras de exigirte responsabilidad, por ejemplo a través de tu propia tabla de resoluciones, de unirse a un grupo o crear un proyecto propio de ser feliz. Puedes contratar a un coach o intercambiar actualizaciones diarias con un amigo. La responsabilidad es una de las razones de por qué el punto uno: ser específico es importante. Si tu resolución para el nuevo año es demasiado vaga o difícil de medir es difícil que te responsabilices. Una resolución para “comer sano” es más difícil de rastrear que “comer ensalada en el almuerzo tres veces a la semana”.
Si tienes grandes dificultades para mantener tus resoluciones prueba alguna de las siguientes estrategias:
5.Considera la posibilidad de elegir resoluciones agradables . Podemos lograr que nuestra vida sea más feliz de muchas maneras. Si has tratado de conseguir algo difícil, sin éxito, para resolverlo elige resoluciones en las que vas a encontrar diversión: “Ver más películas”, “Leer más”, o lo que sea, y relaciónalas con aquello que te cuesta más esfuerzo como mantener tu propósito de ir al gimnasio. Es un secreto de la adultez: Si quieres exigirte mucho, ayúdate a dar mucho de ti.
6.Considera la posibilidad de renunciar a una resolución . Si sigues empeñado en hacer y romper resoluciones, considera la posibilidad de renunciar por completo. Pon tu energía en cambios que sean realistas y útiles. No permitas que una resolución incumplida como perder muchos kilos bloquee resoluciones más pequeñas que sí pueden impulsar tu felicidad.
7. Mantén tu resolución todos los días. Extrañamente, a menudo es más fácil hacer algo todos los días como: “ejercicio, escribir en un blog, tratar con el correo, hacer la colada” que hacerlo cada pocos días.
Fuente:http://www.happiness-project.com/happiness_project/2012/12/7-tips-for-sticking-to-your-new-years-resolutions/

Si quieres leer más sobre Gretchen Rubin en Microcambios: https://microcambios.com/2010/10/12/aprender-a-consolidar-la-felicidad-la-historia-de-gretchen-rubin/

Publicado en Libros recomendados

Ganar conciencia


El mayor beneficio de la gestión del cambio es que pone conciencia en la vida de las personas. Quien no se conoce, poco puede hacer por sí mismo.  Así que éste es primer logro: conseguir auto conciencia. En segundo término encamina a la persona hacia la adquisición de su  responsabilidad y quien se hace totalmente responsable de su vida ya no culpa a los otros de sus problemas ni se victimiza. Todo lo contrario, adquiere la costumbre de  contemplar su realidad, analizarla y, como  consecuencia, adquiere una gran confianza en sus propias decisiones. Este ejercitarse continuo en la práctica de elegir y desechar incorpora una nueva competencia en el  proceso de desarrollo personal: la honestidad. Nos inclinamos por ser fieles a unos  valores recién descubiertos y nos sentimos liberados de tener que decir sí a aquello que queremos decir no. Este proceso de aprendizaje sobre uno mismo se apoya en un intenso reaprendizaje en torno a las creencias que hemos llevado a cuestas. Aparece entonces  un caudal  de conocimiento nuevo que debe  ser empleado con sabiduría. Y aquí topamos con una consecuencia fabulosa de la gestión del cambio: volvernos personas más sabias. Finalmente, despertamos a la vida en su plenitud y nos sentimos libres. Ejercemos la libertad de ser diferentes y en consecuencia empezamos a disfrutar de ser lo que somos: seres únicos.

Extracto de Me mudo de sistema, el libro de próxima publicación  de Cecilia Monllor