Publicado en Libros recomendados

Él era yo


¡Un libro delicioso! Una reflexión honesta sobre la identidad y la pérdida de contacto con uno mismo.

Anuncios
Publicado en Vídeos Inspiradores

La diferencia entre ganar y tener éxito


Para mí la idea de éxito va inseparablemente unida a disfrute, experimentación y crecimiento.Todos lo asociamos a la recompensa económica pero si no hay valor el dinero no es más que dinero y lo más seguro es que nos mantenga en la categoría de pobres de espíritu o en la de pobre gente con dinero. John Wooden hace una serena y lúcida reflexión sobre estas cuestiones en esta charla de TED. Merece la pena verla, de verdad.

Publicado en Pensando en voz alta

Una luz al final del tunel


Guillem Cifre
Ilustración: Guillem Cifre

Una vida sin tensiones es una falacia. En momentos difíciles tendemos a pensar que sería perfecto ser más equilibrados, lo cual no deja de ser una paradoja pues como apunta Emerson: cuando está oscuro, vemos las estrellas. Las estrellas requieren la oscuridad de la noche y ésta es la razón de que Jung reflexione: Los conflictos más graves, si se superan, dejan tras de sí una sensación de seguridad y tranquilidad que no es fácil de destruir. Lo que el ser humano necesita de verdad para salir adelante es esforzarse y luchar por algo que valga la pena. Este es el verdadero sentido de la luz al final del túnel: comprender esa llamada de la vida, lo que está en espera de que se cumpla: el por qué del célebre aserto de Nietzsche: “quién tiene un por qué encuentra el cómo”. La mentalidad de crecimiento, a la que me he referido en otras ocasiones, ayuda a desarrollar la inteligencia y el potencial de la persona y en consecuencia a no hundirse cuándo el viento no sopla a nuestro favor. Un fracaso siempre es un suceso, no una característica de la persona. La lucecita al otro lado nos advierte que tenemos recursos suficientes para arreglar el desaguisado. Podemos seguir adelante porque en la carrera de obstáculos lo importante no es el obstáculo en sí sino nuestra actitud al enfrentarnos a él.

Publicado en Libros recomendados

La actitud del éxito


La actitud del éxito

Autora: Carol Dweck

Editorial: Ediciones B

Reseña: Aquí tenemos uno de los libros más brillantes publicados sobre la actitud en el aprendizaje. La autora disecciona las particularidades de lo que ella lama: mentalidad fija y mentalidad de crecimiento. La primera se caracteriza por la creencia de que venimos al mundo con una cantidad x de inteligencia y que ésta es inamovible. De acuerdo con esta creencia, la inteligencia se demuestra, se mide y por lo mismo el fracaso se observa como un muro infranqueable.  La mentalidad de crecimiento hace caso omiso al cociente intelectual de nacimiento. Se preocupa por el aprendizaje continuo, por superar los fracasos como parte necesaria del proceso de aprendizaje, por motivarse ante las dificultades. Las metas, para una y otra mentalidad son radicalmente distintas. Mientras la fija mira únicamente al punto de llegada como indicador, la otra tiene en cuenta lo que va surgiendo en el camino y toma nota de lo que resulta  útil y lo que no.

Lo que la autora considera clave para alcanzar una verdadera actitud de éxito está en las reglas claras:cuatro pasos importantes. La lectura de este libro servirá especialmente a los padres y educadores, por cuanto ellos tienen la responsabilidad de acabar con creencias limitadoras que sólo conducen a la frustración.Junto con  El elemento de Ken Robinson,  La actitud del éxito, es uno de los mejores libros sobre educación que se puede tener en una biblioteca.

A quién recomiendo la lectura: a educadores, padres, psicólogos, coach,  personas interesadas en el funcionamiento del talento y de la inteligencia.

Publicado en Microideas

¿Quién se ha llevado mi idea?


Tu idea no se la ha llevado nadie, entre otras cosas porque no era tuya. Estaba en el aire. Pertenecía a cualquiera que quisiera darle forma. Si no te gusta que te plagien, una de dos: o te callas y no cuentas nada hasta que tengas orquestrado y controlado el proyecto o cambias el punto de vista sobre el  plagio.

Los creadores de raza no son originales por la idea primigenia (que suele ser básica y estar al alcance de cualquiera) sino por la capacidad de leer entre líneas. Estas personas investigan y enriquecen hasta el asombro la idea básica. Es en el proceso de desarrollo y no en la inspiración de arranque donde está el valor añadido de una idea. Y la práctica deliberada, la persistencia, la curiosidad y el afán de dar lo mejor de uno mismo tiene bastante responsabilidad en la originalidad del resultado..

Publicado en Microhistorias

El perfeccionismo infantil


En el fondo de mi cabeza se ha quedado merodeando una historia que me contaron hace tan sólo unos días. La protagonista es una niña de ocho años, una preciosa niña que va a clases de ballet y que es buena haciendo los ejercicios de danza. El problema de esta niña radica en que cuando algo le sale mal su reacción resulta desproporcionada, llora con un desconsuelo que encoge el corazón, sufre ataques de rabia contra ella misma y da igual lo que las otras niñas le digan: no es capaz de convertir el incidente en lo que es: una nimiedad. Supongo que esta niña irá creciendo con sus ataques de rabia desbordándose y su autoflagelo por un listón tan alto que no puede alcanzar. El perfeccionismo no ayuda a crecer, pero ella, claro está no lo sabe.

Me preocupa que nadie del entorno de esta pequeña, observando su comportamiento,  no le explique lo mucho que le hace falta cambiar su mentalidad fija por una de crecimiento. Necesita saber cómo lo importante en la vida no está en  el “puedo hacerlo”, la meta,  sino el ¿cómo lo hago”, el proceso.

Si en vuestro entorno encontráis niños con afán de perfeccionismo, explicarles que fracasar es necesario para la vida y que el no fracasa no puede entender qué es el éxito.

Publicado en Microideas, Uncategorized

El síndrome del nuevo año




¿Cuántas veces a primeros de año prometemos hacer esto o lo otro y luego a la menor de cambio abandonamos por imposible? Es el síndrome del nuevo año, la época de los propósitos grandilocuentes. Para que este año no nos ocurra lo mismo empieza en este mismo momento por interiorirzar una serie de máximas:

1º Apúntate a la mentalidad de crecimiento. Contempla los errores y fracasos que vas a cometer como lo que son pasos para conseguir tu objetivo y recuerda en todo momento que vale la pena el esfuerzo.

2 ºReconoce cada logro parcial

3º Encoge los grandes objetivos en otros más pequeños y fáciles de medir

4º Busca tu equipo a favor

Encárgate de rodearte de personas que te ayuden a lograr tu objetivo, gente apasionada y entendida en lo que sea que estés trabajando, ellos te servirán de estímulo y de modelos.

5º Interioriza la lección de la perseverancia

Recuerda que el camino se hace paso a paso y que en algún momento también tú llegarás. Si das los pasos adecuados aprenderás inglés, correrás, ahorrarás, etc…

6º Sé flexible y busca el equilibrio.

No te obsesiones inútilmente con el corto plazo. El cortoplazismo y el medioplazismo generan impulso e ilusión pero lo que nos equilibra y da sentido a nuestras vidas es el largo plazo, así que contempla todo lo necesario para llegar a buen puerto

(Y recuerda las palabras del poeta):

Ten siempre a Itaca en la memoria.

Llegar allí es tu meta.

Mas no apresures el viaje.

Mejor que se extienda largos años;

y en tu vejez arribes a la isla

con cuanto hayas ganado en el camino,

sin esperar que Itaca te enriquezca.

Itaca te regaló un hermoso viaje.

Sin ella el camino no hubieras emprendido.

Más ninguna otra cosa puede darte.

(extracto del poema  “Ítaca” de C. Kavafis).