Publicado en La caja de herramientas

Sitios estupendos para aprender gratis


microcambios, cecilia monllor, harvard
Hoy día, gracias a internet, puedes aprender de forma gratuita sobre infinidad de temas con independencia de donde te encuentres y del idioma que hables. Para los hispanohablantes la oferta de cursos no es aún tan amplia como para los angloparlantes, aún así abundan las ofertas procedentes diferentes universidades. Los dos sitios que me parecen más interesantes por calidad y variedad son:

https://unedcoma.es/

Íntegramente en español. Cursos de la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia) sobre temática muy variada: idiomas, emprendimiento, innovación, química, arte, tecnología… Cuesta sólo unos segundos realizar la inscripción y elegir el curso deseado. Si se quiere una certificación oficial se puede obtener, siempre y cuando se cumplan todos los requisitos.


https://class.coursera.org

Coursera es uno de los sitios más populares para realizar Massive Online Open Courses (MOOC) La mayor parte de las formaciones son en inglés pero también ofertan cursos en español. Universidades de todo el mundo y prestigiosas instituciones ofrecen en abierto sus cursos con el único requisito de que te inscribas a tiempo y participes. En coursera es posible aprovechar la amplia oferta de universidades como: Harvard, Stanford, Tel Aviv, Tokyo, Roma, México, Barcelona y otras muchas más, sin moverte del salón de tu casa.

Aunque no son cursos (y no recibirás ninguna certificación por el tiempo dedicado), las charlas de TED amplían la visión del mundo y proporcionan conocimiento a la vez que disfrute. Las más populares están subtituladas en español, así que no hay excusa para empezar ya.

http://www.ted.com/translate/languages/es

Sobra decir que necesitarás un ordenador, tiempo y ganas.

Publicado en Microideas

El secreto de cambiar un hábito



rueda

Ilustración: http://pixabay.com/

Cualquier hábito consta de tres elementos que se reproducen inconscientemente una y otra vez:

1.La señal o desencadenante
2.La rutina
3.La recompensa

El primer elemento del hábito obedece a un impulso inconsciente.

El segundo elemento se refiere a la conducta que desarrollamos frente a la señal.

El tercer elemento es lo que obtenemos de ese comportamiento rutinario.

Pensemos en el hábito de posponer. Primero aparece la señal: puedes hacerlo mañana, luego la rutina: olvidar la obligación mediante la distracción o la elección de alguna acción mucho más placentera y luego la recompensa: he conseguido alargar en el tiempo o suprimir algo que me aburre y me fastidia.

El primer paso para el cambio será averiguar qué recompensa obtengo de zafarme de cuanto me produce fastidio o aburrimiento.
¿El temor a hacerlo no tan bien como desaría? ¡Señales de alarma: tropiezo con el perfeccionismo! ¿Puede ser mala gestión del tiempo? Oh, oh, aquí pita la desorganización. ¿Podría ser, en todo caso, porque creo que en el último momento lo haré y será suficiente? Me apoyo en mi confianza sobre acciones del pasado. A pesar del estrés innecesario, de una u otra manera lo he acabado resolviendo siempre.

El bucle del hábito nos advierte que el cambio no se producirá si no se altera la conducta repetitiva del mal hábito. Mal que nos pese, la señal y la recompensa son inconscientes y van a aparecer una y otra vez; o sea siempre. Poco podemos hacer por suprimirlas.

Para cambiar la rutina de este mal hábito tendré que experimentar mediante el método de prueba y error. Si es por perfeccionismo tengo un problema con mi confianza, no creo estar a la altura de mis expectativas. Si es por desorganización, necesito sacar cosas de mi vida y aligerar el peso de mis obligaciones. Y si es porque sospecho que finalmente lo resolveré, necesitaré eliminar el estrés.

En consecuencia, una vez reconocida la recompensa, sólo queda actuar en el plano de la conducta y hacer cosas diferentes. Las soluciones intentadas en el pasado sólo perpetúan las malas rutinas y nos perjudican.

Publicado en Libros recomendados

Recárgate


recargateTítulo: Recárgate

Autor: Brendon Burchard

Editorial:
Zenith

Reseña:
Hay libros que llegan en el momento justo, cuando más se necesita. Recárgate es es un libro fácil de leer, bien estructurado que contempla los diez impulsos necesarios para ser una persona recargada, alguien con pila. Parte de una clasificación que a todos nos resulta fácil de asimilar: personas con vidas enjauladas, con vidas cómodas y con vidas recargadas. Nos gustaría estar sin esfuerzo en el tercer grupo, pero cómo puedes imaginar eso no es tan sencillo. Nadie por el simple hecho de decir: quiero una vida recargada la tiene. Y es fácil de comprender: muchos nos perdemos en el camino de hacernos mayores. De pequeños nos soñamos de muchas maneras: futbolista, bombero, enfermera, actriz, reportera, astronauta, pero luego llega el momento de elegir y elegimos el camino que menos nos gusta pero que seguramente nos permitirá una vida cómoda y a lo peor enjaulada. El tiempo pasa y borra todo rastro de identidad genuina. Sólo queda el conformarse que hace de nosotros gente insulsa sin apetitos ni ilusiones, trabada en una realidad de la que tratamos de evadirnos a toda costa. Recárgate habla de todo esto y de mucho más: de cinco impulsos básicos con sus respectivos disparadores que nos obligará a pensar en nuestro grado de control, competencia, congruencia, cariño y conexión. Y en una segunda parte nos enfrenta a otros cinco impulsos necesarios para avanzar hacia el cambio, el reto, la creatividad, la contribución y la conciencia.
Sí, puede que sea otro libro más; pero también puede ser EL LIBRO, si decides tomártelo en serio y trabajar a conciencia en ti mismo. He leído muchísimos libros sobre esta temática y no puedo decir que el tema me haya resultado original. La mayor parte de lo que expone Brendon Burchard ya lo sabía; a pesar de esto he aprendido. Y aprender para mí es “saber cómo se hace” y hacerlo. Así que doy por muy bien invertido el dinero destinado a su compra. Lo que más me ha gustado del libro son los activadores que el autor propone para cada uno de los diez impulsos. Ideas muy sencillas,concretas y retadoras.

A quién lo recomiendo: a todo el mundo que tenga interés por buscar una salida a la apatía vital y quiera de verdad esforzarse, porque sin esfuerzo y un buen plan no ocurrirá absolutamente nada.

Publicado en Microhistorias

Del revés y por el cambio


cruz roja

SOMOS muchos los que pensamos que dando la vuelta a las cosas podemos cambiar el mundo. Y tú lo sabes, porque ya formas parte de este cambio.

Gracias a tu colaboración y a la de millones de personas que también colaboran con otras ONG como ésta, trabajamos para dar la vuelta a las situaciones más injustas.

Por eso hemos puesto en marcha la segunda edición de SOMOS y, como el año pasado, te pedimos que te unas a la celebración del próximo Día SOMOS el 24 de mayo saliendo a la calle con una prenda del revés. Así podrás contagiar tu deseo de cambio al resto de la sociedad.
juntos

Soy miembro de Cruz Roja

Publicado en Microideas

10 ideas útiles para no estar parado


Cristoph Nieman 1
Ilustración: Christoph Niemann

Llega la fatídica noticia: ¡estás despedido/a! y se nos queda la cara a cuadros. ¿Despedido/a? ¿Después de veinte años de entrega a esta empresa? ¿Con tan sólo cuatro meses de prácticas? ¿después de no querer reinventarme por estar seguro/a? ¿antes de que me haya hecho idea de qué va esto? El cambio siempre se produce y no es negociable. Hay una nueva situación y lo que conviene es enfrentarla cuánto antes. Se debe huir de los por qué: rara vez conducen a buen puerto. Generalmente la respuesta a esos por qué nos empequeñecen: porque ya no soy útil, porque a alguien le tenía que tocar y yo soy el chivo expiatorio, porque no he sabido estar a la altura, porque me tenía que tocar esta injusticia tan inmerecida… Etcétera. Mejor olvidar esa parte y formular preguntas como ¿para qué estoy en esta situación? ¿Será para desafiarme? o ¿para tener oportunidad de encontrar algo mejor? ¿será para desarrollar mi talento abotargado por el conformismo? o ¿será porque estamos en una crisis y mi sector no admite tantos profesionales de mi perfil? Cualquiera que sean tus preguntas y tus respuestas, ya estás haciendo algo y lo mejor es que no te estás culpando de tu situación sino reflexionando sobre ella. A partir de ahí la remontada se producirá en breve porque estar en paro no significa que estés parado. Así que mejor ponerse manos a la obra y tomar decisiones:

1.Buscaré algún curso que me permita aprender algo que me guste y me evite horas de estar en casa mano sobre mano.
Mejoraré destrezas que ya poseo y no he fortalecido lo suficiente como el aprendizaje de un idioma o el desarrollo de una afición que me ayude a recuperar la paz.

2.Utilizaré todas las herramientas a mi alcance para hacer público que estoy buscando trabajo: lo anunciaré en redes sociales, se lo comunicaré a mis relaciones más cercanas y también a los simple conocidos. No desaprovecharé ninguna oportunidad para que se produzca una oportunidad

3.Trabajaré en mi CV y pensaré quién soy y en qué me distingo de los demás. Me comprometeré en esta investigación personal y me propondré ser muy, muy creativo/a. Si tuviera la oportunidad de contratarme ¿cómo sacaría lo mejor de mí mismo?

4.Me fijaré un objetivo y un plazo y me propondré cada día hacer alguna pequeña acción que me acerque más a mi estado deseado. (Haré una llamada, investigaré en qué han hecho los buscadores de empleo como yo, leeré un buen libro, preguntaré a alguien con un gran conocimiento de la situación qué me aconsejaría hacer, participaré en actividades que me mantengan conectado…)

5.Dedicaré tiempo a ayudar a quien necesite de mis habilidades ( crearé un blog, participaré como voluntario en una ONG, me comprometeré con algún familiar o amigo)

6.Buscaré el apoyo de mi equipo a favor (familia, amigos, mentores, compañeros) y les haré saber que estoy dispuesto/a a no darme por vencido/a pero que necesitaré de su aliento en los momentos bajos. Cada día buscaré fortalecer una relación. Y aprovecharé que tengo tiempo para escribir una carta de agradecimiento a todos los que me han ayudado a ser quien soy.

7.Trabajaré incansablemente en adoptar buenos hábitos que sostengan mi fuerza de voluntad (fijaré unas rutinas positivas y le dejaré poco espacio a mi censor interno). Si tengo un día malo, lo daré por bueno y seguiré adelante sin machacarme.

8.Exploraré mi parte creativa a través del pensamiento lateral haciéndome preguntas que cambien mis puntos de vista más habituales: ¿Y si me levantará hoy y todos mis problemas hubieran desaparecido? ¿cómo me sentiría? ¿con quién lo compartiría? ¿que haría si no necesitara ganar dinero para vivir? ¿cómo sería mi día ideal? ¿Qué aspecto positivo hay en que me hayan despedido/a? ¿me gusta algún aspecto de disponer de más tiempo para mí y los míos? Apuntaré todas mis ideas para que no esfumen admitiendo la versión mala de todo cuanto se me ocurre. Los escritores de guiones saben que detrás de una versión mala del guión siempre hay una señal que apunta a una buena dirección.

9. Buscaré empleo infatigablemente y no me importará si llueve o hace sol. Me permitiré aceptar, como primer paso de mi nueva vida de reinsertado laboral, un trabajo que no me satisfaga al cien por cien, pero no perderé de vista dónde quiero estar a medio y largo plazo.

10. Evitaré decisiones que perjudiquen a mis valores y mi consideración sobre mí mismo/a. Y para reforzar mi auto compromiso escribiré un diario de progreso donde anotaré los logros, los pequeños avances, los obstáculos que me salen al paso, las ideas que se me ocurren, las conversaciones que deseo mantener con el mundo, las ideas más brillantes que he cazado al vuelo, las personas que me están ayudando, las personas a las que necesito perdonar para abandonar mi ira.

Nos imponen la circunstancia (quedarnos sin nuestro medio de vida) pero nadie tiene poder para imponernos la actitud que adoptemos hacia ella, así que mejor actuar y evitar que el tren nos pase por encima. Un camino de mil kilómetros empieza por un paso pequeño y luego otro, y luego otro, así hasta que el camino se ha convertido en una verdadera casa.

¡A por ello! Y buena travesía.

Cecilia Monllor

Publicado en Libros recomendados

5 libros que me encantan


Cada 23 de abril, día del libro, celebro la renovación de votos matrimoniales con mi gran amor: la lectura. Os regalo cinco propuestas diferentes y curiosas, cada una en su género. ¡Feliz día del libro!

El arte de lo posible
Rosamund Stone Zander y Benjamin Zander
Editorial Paidós

¡Amo este libro! El director de orquesta Ben Zander es mi héroe, en su libro El arte de lo posible logra por completo que el lector se crea el título. Para pasar gratos momentos entre músicos y orquestas, aprendiendo a cambiar pequeñas cosas de la vida.

arte posible

La liebre con ojos de ámbar
Edmund de Waal
Editorial Acantilado

Este libro es una rareza muy indicada para los incansables buscadores de tesoros literarios. De especial interés para los lectores que no temen cruzar los géneros y para los coleccionistas. ¡Delicioso!

liebre

El camino del artista
Julia Cameron
Editorial Aguilar

Para aquellos lectores artistas que han perdido la confianza en sí mismos y se encuentran en punto muerto. Julia Cameron, desde su comprensión sobre la naturaleza del artista, ayuda a recobrar las ganas de escribir, pintar, componer…

Camino artista

84, Charing Cross Road
Helene Hanff
Editiorial Anagrama
Cartas cruzadas desde Norte América a Londres envueltas en un aroma de amor por la lectura y los libros. ¡Y llenas de humor! Los dos protagonistas enamoran.

84

El festín de Babette
Isak Dinesen
Editorial Nórdica

De la autora de “Memorias de África” un cuento sobre el poder de los sentidos en una atmósfera extraña y religiosa donde la gente no se atreve a salirse de la norma. Me gusta especialmente esta edición ilustrada por Noemí Villamuza.
festin babette

Publicado en Pensando en voz alta

Perspectiva falsificada


munch
Ilustración: Edvard Munch

Sigmund Freud escribe: Sabemos que el primer paso hacia el dominio intelectual del mundo en que vivimos es el descubrimiento de principios, reglas y leyes generales que ponen orden en el caos. Mediante esas operaciones mentales simplificamos el mundo de los fenómenos, pero no podemos evitar su falsificación al hacerlo, especialmente cuando estamos frente a procesos de desarrollo y cambio.
Hasta aquí las palabras de Freud, que se pueden suscribir o no. Y ahora las preguntas: ¿para qué lo hacemos? ¿con qué objetivo? ¿nos aporta algo esa supuesta falsificación?

En mi opinión siempre acomodamos el pensamiento y la reacción emocional a nuestra medida. Lo hacemos porque somos seres humanos e intentamos que nuestros pensamientos y emociones no nos perjudiquen. Si algo nos duele profundamente o por el contrario, nos aporta una gran satisfacción, buscamos la forma de adecuarlo a nuestra visión del mundo. Cuando estamos sumergidos en un proceso de cambio queremos ir más allá de lo conocido, nos abrimos a otras perspectivas y tratamos de encajar una nueva realidad en la que ya teníamos para que la sustituya.

En definitiva, un cambio requiere un nuevo orden: dirección clara (un pensamiento no dañino que apunte constantemente hacia el objetivo), una motivación continua ( hábitos que favorezcan la misión) y un entorno facilitador (allanar el camino de posibles obstáculos).

Publicado en Vídeos Inspiradores

Manual para soñadores realistas


¡Extraordinario! Sencillo, creativo y útil. Unos minutos bien aprovechados para no olvidar lo importante. Gracias a quien se tomó el tiempo de diseñar este increíble mapa mental (y a quien le puso voz). Y gracias a María Noel que lo destacó en su facebook siguiendo la estela de otros generosos contribuidores que entienden el verdadero valor de la red. ¡A soñar se ha dicho!

Publicado en Pensando en voz alta

Lidiar con el ruido propio


No todo está en tu cabeza.

Pero en parte sí.

Gastamos una enorme cantidad de tiempo tratando de lograr que el mundo se alinee con nuestra visión de lo que nos hará felices o exitosos.

Cualquiera que sea “eso”,  es decir: encontrar la manera de lidiar con el ruido de tu cabeza, será probablemente más rápido y más barato que cambiar el mundo exterior. No es más fácil, sin embargo, importa más.

Fuente: Seth Godin