Publicado en Artículos de blogs que nos interesan

Tu propia voz


microcambios

Pintura: Joaquín Sorolla

EL VIAJE

Un día supiste por fin
lo que tenías que hacer, y empezaste,
aunque a tu alrededor las voces
seguían gritando
sus malos consejos
aunque toda la casa
empezó a temblar
y sentiste el antiguo tirón
en los tobillos.
“¡Arreglame la vida!”
gritaba cada voz.
Pero no paraste.

Sabías lo que tenías que hacer,
aunque el viento hurgaba
con sus dedos rígidos
en las bases mismas
aunque su melancolía
fuese terrible. Ya era bastante
tarde, y una noche salvaje,
y la calle llena de ramas
caídas y de piedras.

Pero de a poco,
mientras dejabas las voces atrás,
las estrellas empezaron a arder
entre las sábanas de nubes,
y había una voz nueva,
que lentamente
reconociste como tu propia voz,
que te acompañaba
mientras te adentrabas más y más
en el mundo,
decidida a hacer
lo único que podías hacer — decidida a salvar
la única vida que podías salvar.

The Journey

One day you finally knew
what you had to do, and began,
though the voices around you
kept shouting
their bad advice – – –
though the whole house
began to tremble
and you felt the old tug
at your ankles.
‘Mend my life!’
each voice cried.
But you didn’t stop.

You knew what you had to do,
though the wind pried
with its stiff fingers
at the very foundations – – –
though their melancholy
was terrible.It was already late
enough, and a wild night,
and the road full of fallen
branches and stones.

But little by little,
as you left their voices behind,
the stars began to burn
through the sheets of clouds,
and there was a new voice,
which you slowly
recognized as your own,
that kept you company
as you strode deeper and deeper
into the world,
determined to do
the only thing you could do – – – determined to save
the only life you could save.

Fuente: http://el-placard.blogspot.com.es/2011/10/lluvia-y-otros-poemas-mary-oliver.html

Publicado en Vídeos Inspiradores

El desafío de cambiar


El momento click del cambio es diferente para cada uno de nosotros. En esta escena de la película  La casa de mi vida, George se siente impotente por cómo su hijo Sam desperdicia su vida sumido en una infelicidad perpetua.  En esta conversación directa y sincera George le propone a su hijo que haga algo para cambiar y le advierte: «Estas a tiempo, los cambios pueden ser tan constantes que no verás la diferencia hasta que sea obvio o tan lentos que no sabrás si tu vida es mejor o peor hasta que lo sea o puedes cambiar del todo y ser alguien diferente en un instante. A mí me pasó».  Como en la película, a veces necesitamos que alguien nos dé un empujoncito para aprender a comprometernos con nuestras elecciones y nuestra felicidad.

Publicado en Pensando en voz alta

2014


Monet

Pintura: Monet

Todos los primeros de enero me pregunto qué me deparará el año que estoy a punto de estrenar. Y todos los 31 de diciembre me sorprendo cavilando en los acontecimientos que han ocurrido y no he previsto. Las tragedias y las comedias se suceden en esta vida humana, y hay tantos matices en el dolor y la alegría que clasificarlos llenaría el curso de una existencia completa. Hechos que se presentan como dramas luego se transforman en bendiciones, alegrías que parecen calentar el corazón mutan en gélidos inviernos una vez traspasan el rubicón de lo cotidiano.

Los seres humanos somos sinfonías en preparación y nuestras vidas, pese a la apariencia de normalidad, resultan tan imprevisibles que sólo cuando nos damos un respiro para pensarlo, comprendemos nuestra naturaleza de dioses. Con Dios compartimos la sorpresa de crear y construir cada día de nuestra existencia. Somos hombres y en Dios alcanzamos el grado de sofisticación exigible a una máquina de perfección semejante a la nuestra. De Dios procede la grandeza que nos permite abrir la mente al perdón y al agradecimiento.  Así que, aunque me repita, como todos los finales y principios de años, deseo mantener intacto el asombro, mezcla de expectación y desasosiego, para comprobar lo milagroso que es estar vivo y asistir al espectáculo de esto que llamamos con pobreza de matices, vida.   A esto, uno jamás se acostumbra. Porque amar la vida es, no ocurre como a menudo resumimos queriendo acortar la conversación. Y recordarlo viene  de perlas. Las cosas no ocurren. Las cosas son. Y es perfecto que así sea,  aunque a decir verdad, reconozcámoslo, resulte mucho más sencillo enunciarlo que practicarlo

¡Feliz 2014, microcambieros! Nos espera lo desconocido. ¡Allá vamos!

Publicado en Pensando en voz alta

Un cuento chino


Murado, Microcambios
Pintura: Antonio Murado

El cambio es inevitable así que  la expresión “no cambiar nunca”  es un oxímoron. Todos cambiamos, querámoslo o no. Lo que sucede es que algunas personas fluyen como la corriente sin oponer resistencia al cambio y otros se empeñan en poner  puertas al campo.  Cuentan que un hombre  estaba poniendo flores en la tumba de su esposa cuando vio a otro hombre  colocando un plato con arroz en la tumba vecina. El hombre le preguntó:

—Oiga, ¿de verdad cree usted que su difunto vendrá a comer el arroz?

—respondió— cuando el suyo venga a oler sus flores.

Según el mensaje que me ha llegado de forma anónima en un correo de un amigo:

“Respetar las opiniones del otro, es una de las mayores virtudes que un ser humano puede tener. Las personas son diferentes, por lo tanto actúan y piensan diferente.

No juzgues, solamente comprende. Y si no puedes comprender… Olvídalo”.

La sabiduría oriental ofrece cinco reglas para vivir en paz:

1. Liberar el corazón del rencor y del odio
2. Liberar la mente de preocupaciones
3. Vivir de la forma más sencilla posible
4. Dar más
5. Esperar menos

Publicado en Pensando en voz alta

¿por qué no puedo cambiar?


Microcambios

Ilustración: Valeria Gallo

En nuestra cultura, la mayoría de la gente se ha visto privada de la conciencia de quiénes son en realidad. Han perdido temporalmente su conexión con lo más elevado de sí, y por lo tanto, han perdido el poder y la responsabilidad respecto a sus propias vidas. En cierta medida, albergan en su interior un sentimiento de indefensión. Se sienten básicamente impotentes para introducir un cambio real en sus vidas o en su entorno. Este sentimiento interiorizado de indefensión provoca una lucha y un forcejeo desproporcionados para conseguir tan sólo un poco de poder o control en su propio mundo.

De ahí que la gente se oriente mucho hacia el logro de objetivos. Se sienten emocionalmente atados a cosas y personas que consideran imprescindibles para ser más felices. Notan que en su interior «falta algo», y se convierten en personas tensas, ansiosas, estresadas, que continuamente tratan de llenar el vacío intentando manipular el mundo exterior para conseguir lo que quieren. Éste es el estado de ánimo a partir del cual la mayoría de las personas se fija objetivos y trata de crear lo que quiere en la vida. Desgraciadamente, partir de este nivel de conciencia no conduce a nada, porque se pone usted tantos obstáculos que no puede superarlos; y si los vence y logra sus objetivos es sólo para acabar descubriendo que no le aportan ninguna felicidad interior.

Cuando advertimos este dilema es cuando empezamos a abrirnos hacia un camino verdaderamente espiritual. Nos damos cuenta, sencillamente, de que tiene que haber algo más en la vida, y comenzamos a buscarlo.

A lo largo de nuestra búsqueda podemos pasar por fases y experiencias muy diversas, pero acabamos por ir recuperando nuestra propia personalidad. Es decir, volvemos a nuestro verdadero ser, a la naturaleza divina o a la mente universal que existe en todos nosotros. Gracias a esta experiencia acabamos recobrando todo nuestro poder espiritual, y nuestro vacío interior se llena desde dentro.

SHAKTI GAWAIN 

 

Publicado en La caja de herramientas

Dentro de unos años


 David Lynch, Una historia verdadera, Microcambios

Imagen: Una historia verdadera

La falta de ganas es uno de los mayores obstáculos de la no acción. A todos nos pasa. Y a los aplazadores o procrastinadores mucho más. Pero ¿qué sucederá dentro de unos años cuando veas que no ha ocurrido nada de lo que deseabas porque la pereza (casi siempre falta de claridad de tus intenciones y/o proyectos) o tus miedos te han impedido avanzar? Piénsalo. Imagínate con veinte o treinta años más, frustrado porque cuando pudiste hacer, no quisiste o no te atreviste a explorar.

Sí, en efecto, la imagen de tu yo, con más años, no parece  satisfecha con el balance. Has seguido cargando con los anhelos que, al no cumplirse, solo han añadido a tu cuenta de resultados una gran frustración. Recuerda que el tiempo es un poderoso  medidor de expectativas no cumplidas, así que no pierdas la oportunidad de trasladarte al futuro. Desde allí, contémplate en el momento presente, en  este espacio en que sí puedes remediar  la situación. Mírate con calma, estás en el instante en que aún es posible no quedarse de brazos cruzados y hacer, aunque no  tengas ganas y el miedo te aguijonee. Esta es tu oportunidad de cambiar creencias, actitudes y mentalidades. Como sugiere Susan Jeffers, a pesar del miedo, para tu vida siempre resulta más beneficioso  hacer que no hacer.

Postdata: Echa mano de tu viejo frustrado cuantas veces lo necesites. Y acostúmbrate a dialogar con él/ella. ¡Es poderoso! 

Publicado en La caja de herramientas

Ventajas de pensar de forma lateral


cecilia monllor, microcambios, pensamiento lateral

 

Soy fan del pensamiento lateral, porque el racional y el emocional son muy interesantes, pero el lateral funciona como el parabrisas de un coche abriéndose hacia los lados y  limpiando el ángulo de visión del conductor, o sea de uno mismo. Al pensar de forma lateral consideras diferentes perspectivas con unas ventajas extraordinarias:

-No buscas nada concreto,  observas y pruebas

-No hay un punto de destino sino un proceso 

-La búsqueda empieza por “y si…” “y si también…”

-La apertura de mente agranda el foco y lo convierte en un faro luminoso 

-Empiezas curioseando y acabas entusiasmado/a con los descubrimientos

-Detienes los juicios de valor sobre los demás y los prejuicios. Te centras en una actitud curiosa

-Te conviertes en un auténtico explorador/a de la vida 

Publicado en Libros recomendados

Claves para expandir la conciencia


conciencia, microcambios
Dale mayor importancia a estar despierto, consciente, alerta
Resístete a la conformidad. No pienses y actúes como todos los demás
Valórate a ti mismo/a. No esperes a obtener la aprobación de los demás para valorarte. En lugar de desear el reconocimiento ajeno, esfuérzate por ayudar a otros
Sírvete del arte, la poesía y la música para exponer tu mente a una visión más elevada. Estudia las escrituras y textos sagrados de todo el mundo
Cuestiónate tus propias creencias
Esfuérzate por disminuir las exigencias del ego. Ve más allá de los límite del yo, mi, mío
Apunta hacia el propósito más elevado que tu vida pueda alcanzar
Ten la certeza de que el desarrollo interior es un proceso interminable
Sigue un sendero espiritual, como quiera que lo definas, con sinceridad y esperanza

Fuente: Supercerebro (Deepak Chopra y Rudolph E. Tanzi)

Publicado en Libros recomendados

Ignora a todos


Microcambios, Cecilia Monllor, Ignora a todos, creatividad, Hugh McLeod

Los disparos belicosos de Hugh McLeod proceden de su libro: Ignora a todos. Algunos me gustan más que otros,  pero sobre todo me atrae su título irreverente:  ¿no es tu vida lo que está en juego, entonces porque le haces tanto caso a los demás? El propio juego llevaría a ignorar a MCLeod y sus razonamientos pero, puesto que mi idea es iniciar una colección de “buenas sugerencias” he decido compartir unas cuantas (con las que más me identifico) para esparcir el mensaje y provocar otras reflexiones.

Ignora a todos
La idea no tiene que ser genial. Sólo tiene que ser tuya
Dedica las horas que haga falta
Las buenas ideas tienen una infancia solitaria
Eres responsable de tu propia experiencia
Todos nacemos creativos: a todos nos dan una caja de colores en la guardería
Conserva tu trabajo fijo
Todos tenemos nuestro Monte Everest, propio y particular, que escalar en esta tierra
Cuanto más talento tiene alguien, menos accesorios necesita
No intentes destacar entre la multitud, evita las multitudes por completo
Si aceptas el dolor, no puede hacerte daño
No compares nunca tu interior con el exterior de otros
Lo más importante que una persona creativa puede aprender profesionalmente es dónde trazar la raya que separa lo que estás dispuesto a hacer de lo que no estás dispuesto a hacer
El mundo está cambiando
El mérito se puede comprar. La pasión no
Canta con tu propia voz
La elección de los medios no tiene importancia
Venderse es más difícil de lo que parece
A nadie le importa. Hazlo por ti mismo
Preocuparse por lo comercial frente a artístico es una absoluta pérdida de tiempo
No te preocupes por encontrar inspiración. Al final, llega
Tienes que encontrar tu propia voz
Escribe con el corazón
La mejor manera de conseguir la aprobación es no necesitarla
El poder no te lo dan. El poder se toma
No importa lo que elijas, a la larga el diablo se cobra lo que le pertenece
La parte más difícil de ser creativo es acostumbrarse a serlo
Sigue siendo austero
Permite que tu trabajo envejezca contigo
Ser pobre es una mierda
Guárdate de convertir tu afición en trabajo
Disfruta del anonimato mientras puedas
Empieza a bloguear
Cuando tus sueños se hacen realidad, ya no son tus sueños