Publicado en Microhistorias

Lo que pasa cuando te implicas con otra persona:dar y recibir


M, escritora e ilustradora, llegó de otro país con el propósito de  empezar una nueva vida. Pasó momentos muy difíciles  pero nunca perdió la esperanza en que algún día las cosas serían distintas, ni siquiera cuando el único capital del que disponía en la cartera era de 20 céntimos. Un buen día llegó a una céntrica librería de la ciudad y entabló una conversación con la librera, que además era editora. Las dos se cayeron bien y la editora le ofreció trabajo. La ayudó cuanto pudo y M, la empezó a llamar de broma mi ángel protector. Las cosas le empezaron a ir mejor y pasado algún tiempo, un día la editora recibió una llamada suya: le había conseguido un pedido de libros traducible en una importante recompensa económica.

En esta historia  ¿quién recibe y quién da? 

Anuncios

Autor:

Vivo en una ciudad del Norte de España, entregada a la pasión por aprender y transformar mi vida y la de los que me rodean en una aventura única. Creo en la gente y en las oportunidades que nos ofrecen las adversidades. He aprendido que el único pecado imperdonable es no arriesgarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s