Publicado en La caja de herramientas

La técnica del 10/10/10


Microcambios

Imagina un conflicto cualquiera que te esté robando la energía y te haya convertido en una veleta zarandeada por el viento ante una decisión importante. Por más vueltas que le des a este asunto peliagudo no logras ver el final del camino. Emocionalmente estás colapsado/a.  Encima cambias de opinión  a cada momento. Es absolutamente normal: sufres un bloqueo emocional en el aquí y el ahora.

¿Qué puedes hacer para salir del atolladero? 

La periodista Suzy Welch ha inventado una ingeniosa herramienta para acabar con este bloqueo que te empuja a la inacción. Se llama la técnica del 10/10/10 y los hermanos Heath lo describen en estos términos en su libro Decídete: «Para usar la técnica del 10/10/10 pensamos en nuestras decisiones en tres marcos temporales distintos: ¿cómo veremos esto dentro de diez minutos? ¿y dentro de diez meses? ¿y dentro de diez años?

Los tres marcos ofrecen una forma elegante de forzarnos a tomar cierta distancia en nuestras decisiones».

Así que afronta tu problema y haz tu propia indagación. Para facilitarte el camino  supón que alguien muy próximo a ti te sugiere: ponte en el caso de que ahora decides que vas a (incluye tu variable sobre lo que te perturba: cambiar de casa, resolver un asunto familiar, mejorar tus ingresos con un nuevo negocio, afrontar una relación incipiente, aclarar la situación con un amigo, elegir una carrera o una profesión… ) ¿cómo verías esta decisión dentro de diez minutos ? ¿y dentro de diez meses? ¿y dentro de diez años?

El 10/10/10, según los autores de Decídete «ayuda  a equilibrar el campo de juego emocional. Lo que ahora sentimos es intenso y agudo, mientras que el futuro parece más borroso. Esa discrepancia  da demasiado poder al presente, porque nuestras emociones actuales están siempre en el foco. El 10/10/1o nos obliga a desplazar nuestros focos, pidiéndonos que visualicemos un momento dentro de diez meses con la misma nitidez que lo percibimos en el presente. No es que tengamos que ignorarlas; a menudo nos dicen algo útil de lo que queremos en una situación. Pero no deberíamos dejar que nos dirijan.

Para que quede bien claro, la emoción a corto plazo no es siempre el enemigo.  (Ante una injusticia quizás sea apropiada para actuar en caliente). Hacer un análisis del 10/10/10 no presupone que la perspectiva a largo plazo sea la adecuada. Simplemente grarantiza que la emoción a corto plazo no sea la única voz en la mesa».  

Como no pierdes nada probando, juega con este recurso y aplícalo a varios problemas actuales. La distancia es sobre todo útil porque podemos ver con más claridad las dimensiones importantes del problema con el que nos enfrentamos.También ocurre esto mismo cuando damos un consejo a algún amigo porque nos centramos en lo importante, mientras que cuando se trata de nosotros mismos divagamos entre numerosas variables. «Cuando la gente no prioriza el factor más importante de la decisión, su decisión se vuelve confusa.. Esa clase de espiral mental es peligrosa, porque significa que cuando nos veamos obligados a tomar una decisión final, nuestra elección podría estar determinada por el lugar que ocupamos en la noria».

Resumiendo: Intenta que los árboles no te impidan ver el bosque.

Publicado en Artículos de blogs que nos interesan

7 pasos para ser más productivo en un 1000%


microcambios

Este post sobre el  incremento de la productividad, a través de una fórmula de Brian Tracy, explicada en  daringtolifelully, me ha parecido interesante por cuanto insiste en la mejora personal antes que en la mejora del  desempeño laboral para incrementar la productividad personal. Si prefieres leer el artículo original en inglés pinchar aquí

«Brian Tracy es un orador y autor motivacional exitoso e influyente.

Me he encontrado  un vídeo de youtube donde Tracy explica una fórmula de 7 pasos para aumentar la productividad en un 1000%, y quería compartirla.

Tracy explica en el video que durante su primer año de trabajo, cuando empezaba su carrera, sus ingresos ascendieron a 14.400 dólares. Sin embargo, doce años más tarde, la cifra se había convertido en 1.440.000 dólares. Había  aumentado sus ingresos cien veces en solo 12 años.

Tracy se sentó a analizar la fórmula con la que había logrado este increíble aumento de los ingresos y se dio cuenta de que había estado aplicando una fórmula que él articuló paulatinamente y denominó «la fórmula de 1.000%». La fórmula se basa en una mejora in crescendo o lo que los japoneses llaman «kaizen»: conseguir mejorar un poco cada día.

Tracy invita a su audiencia a pensar en lo siguiente: ¿Podrías aumentar tu productividad y tu rendimiento en una  décima parte del uno por ciento (0,1%) cada día? Este es un cambio tan pequeño que todo el mundo llegaría a la conclusión de que algo se puede hacer.  Después de todo, solo implica ser un poquito más eficiente, o trabajar un poco más duro cada día en una tarea importante.

Tracy comenta lo que escribió en su libro, “Focal Point”:

«Si consigues ser más productivo cada día un 0,1%, cinco días a la semana, al final de la semana serás la mitad del 1% más productivo (1/10 x 5 = 0,5%). Al final de cuatro semanas, lograrás ser un 2% más productivo (4 x 0,5% = 2%). Al final de cincuenta y dos semanas,  serás un 26% más productivo de lo que eras al principio del año (13 x 2% = 26%).

Al convertirte en un 26% más productivo en el transcurso de un año, y seguir mejorando en una décima del 1%  cinco días a la semana, realmente vas a duplicar tu productividad en general, en el rendimiento y en la producción en 2,7 años.

Si continúas aprendiendo, creciendo, y siendo cada vez más eficaz y eficiente, con una mejora del 26% anual,  esto se traducirá en un incremento de 1,004% en la productividad general de una década».

Tracy sostiene que a medida que la productividad aumenta, los ingresos casi sin duda se incrementan en un porcentaje similar. Es decir, aumentar la productividad, hacer las cosas bien de manera más eficiente en los resultados se traduce en el aumento de ingresos.

Los siete pasos de la fórmula 1.000% son los siguientes:

Paso uno : La hora de oro
Paso dos : planifica tu día con antelación
Paso tres : prioriza
Paso cuatro : focalízate
Paso cinco: convierte tu coche en una universidad móvil
Sexto Paso: revisa tus experiencias
Séptimo paso : trata a todos por igual como si fueran el cliente del millón de dólares

Cada uno de estos siete pasos se explica a continuación.

Paso uno: La hora de oro

El primer paso es levantarse una hora más temprano cada mañana para invertir esa hora en ti mismo . Tracy se refiere a esta hora como tu “hora de oro”. Inviertes una hora de oro  en la lectura de algo que es edificante, educativo, te motiva espiritualmente y así sucesivamente.

Aquí aparecen  algunas ideas sobre qué leer durante tu hora de oro:

  • Si estás en el sector de ventas, lee algo que te ayude a mejorar tus habilidades.
  • Si necesitas aumentar tu motivación, lee algo sobre motivación.
  • Si eres espiritual, lee algo espiritualmente edificante.

Tracy explica que la lectura de una hora cada mañana preparará tu mente para el resto del día.

Paso dos: Planifica tu día con antelación

Al final de cada día de trabajo, o antes de irte a la cama, haz una lista de todas las tareas que necesitas realizar el día siguiente. En otras palabras, realiza tu plan del día con antelación. De esta manera estarás logrando trabajar en las tareas que te impulsarán a alcanzar tus metas, en lugar trabajar en las cosas equivocadas o perder el tiempo preguntándote qué deberías hacer a continuación.

Además, mediante la planificación del día siguiente ocupándote esa tarde o noche programas tu mente subconsciente para pensar en las mejores maneras de encarar las  tareas que debes hacer al día siguiente durante el sueño de la noche.

Paso tres: Prioriza

Cuando hayas escrito sobre lo que te vas a ocupar el día siguiente tendrás que  priorizar. Determina qué es lo más importante, ¿qué es lo segundo más importante? ¿y lo tercero? Así sucesivamente. Al dar prioridad a algunas de tus tareas, incluso si al final de la jornada has dejado asuntos sin resolver, puedes estar tranquilo: conseguiste ocuparte de lo más importante.

Paso cuatro: Focalízate

Una vez que hayas determinado cuál es tu tarea más importante para el día, tienes que asegurarte de trabajar en eso antes de hacer cualquier otra cosa. Además proporciona a la tarea toda tu atención y tu enfoque.  Focalizarte en la tarea más importante incrementará el valor de lo  que haces.

Cuando hagas la tarea más importante del día, pasa a la tarea número dos en orden de prioridad y haz lo mismo: otorga el 100% de tu atención a la tarea hasta que esté completa.

Paso cinco: convierte tu coche en una universidad móvil

Tracy recomienda que conviertas tu coche en una universidad móvil y aproveches para escuchar programas educativos.  Sostiene que un estudio de la Universidad de California concluye que si escuchas programas educativos de audio mientras conduces, obtendrás los mismos beneficios, prácticamente, que los de asistencia universitaria a tiempo completo.

De hecho, escuchar programas de audio en el coche, es incluso más beneficioso que asistir a cursos universitarios porque escoges y eliges exactamente lo que deseas escuchar. Por lo tanto, elige los programas de audio que sean más relevantes para tus necesidades.

Por ejemplo, programas de audio en ventas, gestión del tiempo, superación de la dilación, comunicación, auto confianza, establecimiento de metas y así  sucesivamente, dependiendo de las habilidades que más necesites desarrollar y de los temas más valiosos para ti en este momento.

Al leer cada mañana durante tu hora de oro y convertir tu coche en una universidad móvil, es probable que leas un libro cada semana, lo que  significa 50 libros en un año. Para la obtención del doctorado hay que leer  de 30 a 50 libros y combinarlos en una disertación.

Si consigues leer entre 30 y 50 libros en tu campo en el transcurso de un año, obtienes el equivalente a un doctorado. Tu elección puede referirse a: ventas, negocios, emprendimiento, o a cualquier otra esfera. Puesto que vas a elegir un material de lectura que sea práctico y lo vas a aplicar en tu vida, con el objetivo de obtener mejores resultados, vas a conseguir el equivalente de la preparación de una tesis doctoral.

Sexto Paso: Revisa tus experiencias

A medida que transcurre el día, después de cada evento es necesario revisar la experiencia haciéndose dos preguntas. Tracy se refiere a estas cuestiones como “las preguntas mágicas”. Él indica que estas dos preguntas cambiarán tu vida. Las dos preguntas son las siguientes:

  1. ¿Qué he hecho bien?
  2. ¿Qué haría de manera diferente?

Después de cada experiencia que tengas en ese día, tanto si se trata de una llamada de ventas, una reunión con tu jefe, una presentación, una entrevista de trabajo etc…, la primera cosas que debes preguntarte es que has hecho bien. Anota todo lo que hiciste correctamente respecto a esa experiencia.

A continuación, debes preguntarse qué harías de manera diferente si te enfrentarás  a una experiencia o situación similar en el futuro. Anota todas las cosas que puedes hacer para mejorar la situación la próxima vez. Una observación importante aquí es que no debes preguntarte qué hiciste mal. En lugar de eso pregúntate cómo podrías hacerlo mejor la próxima vez.

Séptimo paso: trata a todos por igual, como si fueran el cliente del millón de dólares

El séptimo y último paso en la fórmula 1000% se refiere a la forma de tratar a las personas. Trata a todos los que conoces como te gustaría ser tratado. En otras palabras considéralos como tu cliente del millón de dólares. Esto incluye a las personas con las que trabajas, clientes potenciales, los miembros de tu familia, amigos, y así sucesivamente. Cuanto mejor trates a las personas con que te relacionas más van a querer trabajar contigo y estar cerca de ti.

Además, cuanto mejor tratas a los demás, mejor te sientes contigo mismo.

Conclusión

Tracy explica que no te mueves en la vida dando saltos cuánticos. Tampoco te vuelves rico noche a la mañana, no hay tal cosa de hacer dinero fácil. En lugar de eso, trabaja en ti mismo. Poco a poco, día a día, semana a semana y mes a mes, consiguiendo un crescendo. La mejora continua es la clave para vivir una vida mejor».

Fuente: Marelisa Fábrega

Lee el artículo en inglés en: http://daringtolivefully.com/increase-your-productivity 

Publicado en Pensando en voz alta

Un cuento chino


Murado, Microcambios
Pintura: Antonio Murado

El cambio es inevitable así que  la expresión “no cambiar nunca”  es un oxímoron. Todos cambiamos, querámoslo o no. Lo que sucede es que algunas personas fluyen como la corriente sin oponer resistencia al cambio y otros se empeñan en poner  puertas al campo.  Cuentan que un hombre  estaba poniendo flores en la tumba de su esposa cuando vio a otro hombre  colocando un plato con arroz en la tumba vecina. El hombre le preguntó:

—Oiga, ¿de verdad cree usted que su difunto vendrá a comer el arroz?

—respondió— cuando el suyo venga a oler sus flores.

Según el mensaje que me ha llegado de forma anónima en un correo de un amigo:

“Respetar las opiniones del otro, es una de las mayores virtudes que un ser humano puede tener. Las personas son diferentes, por lo tanto actúan y piensan diferente.

No juzgues, solamente comprende. Y si no puedes comprender… Olvídalo”.

La sabiduría oriental ofrece cinco reglas para vivir en paz:

1. Liberar el corazón del rencor y del odio
2. Liberar la mente de preocupaciones
3. Vivir de la forma más sencilla posible
4. Dar más
5. Esperar menos

Publicado en Microideas

Un buen momento para empezar un cambio


No pierdes nada por intentarlo. Concéntrate en estas diez estrategias durante un mes y analiza los resultados. Merece la pena.

1.Empieza poco a poco

Un error muy común consiste en aplicar toda la energía en el inicio del cambio. Administra tu energía como un preciado bien. No es que se vaya a agotar sino que un buen estratega sabe que necesita refuerzos continuamente.

2. Escríbelo

Está demostrado: cuando existe un compromiso escrito somos más constantes. Ojo, escribe tus compromisos y  míralos con frecuencia. Si los escribes y los olvidas, esta estrategia no sirve de nada.

3.Focálizate en hábitos diarios

Más vale focalizarse en algo concreto que hagas a diario que ser muy ambicioso y pretender cambiar todo de golpe. Busca indicadores medibles para saber que lo estás haciendo bien. Rechaza lo genérico, nada de quiero respirar mejor. Si quieres comprobar que respiras mejor, entonces proponte subir un tramo de escaleras sin ahogos. Así sabrás si has conseguido regular tu respiración.

4.No pierdas de vista tus objetivos

Ellos deben ser tus compañeros inseparables. Recuérdalo con asiduidad. La mente es una gran hacedora.

5.Se consistente

No tires la toalla a la menor de cambio. Piensa en los resultados y admite el sacrificio. Vale la pena el esfuerzo. Recuerda que todos los que consiguieron sus metas se esforzaron. Ponte modelos y aspira a ser como ellos. Todos necesitamos ejemplos. Eso ayuda a persistir.

6.No pares nunca de aprender

La curiosidad es tu gran compañera de viaje. Investiga, pregunta, lee, comenta…

7.Sal del aislamiento

Pedir ayuda o solicitar apoyo es la mejor idea que se te puede ocurrir. A todo el mundo le gusta echar una mano. La generosidad es una virtud prodigiosa que produce milagros.  Practícala tú también.

8.Permite los contratiempos

Entre el blanco y el negro media la escala de grises. No seas derrotista ni un autocrítico quisquilloso. Si algo puede salir mal, no te preocupes, probablemente salga. ¿Y qué? Ya estaba previsto en el plan. Échale un poco de humor y achácalo a la ley de Murphy: la tostada siempre cae por el lado de la mantequilla.

9.Confía en tu plan

Aunque aparezcan los nubarrones confía en que tu barco llegará a puerto.  Ten fe en tí mismo/a.  La fe mueve montañas.

10. Diviértete

Si no te lo pasas bien, no funcionará, así que procura buscar el lado apasionante al asunto. Nadie se compromete con un cambio que no va a deparar a corto, medio o largo plazo una gran satisfacción personal.