Publicado en Microideas

¡Brillante!


De vez en cuando me tropiezo con algo que me parece brillante. Ocurre muchas veces, en los lugares más dispares posibles. Escucho, leo o capto al azar una frase y pienso: ¡qué interesante!  Luego dejo que esa idea me lleve a alguna parte. Si he tenido la precaución de apuntarla se convierte en algo más, incluso para regalársela a alguien que pueda necesitarla; algunas veces, por desidia, confío en mi memoria y claro la idea se evapora, una auténtica lástima.  Sin tener conciencia de que eso es “coleccionismo de buenas ideas” llevo practicándolo años. Así que os animo a ser sistemáticos y a empezar vuestra Colección. Ahora bien,  recordad:

1-Es necesario apuntar todas las buenas ideas ( la memoria se divierte olvidando)

2-Para que sean útiles hay que revisarlas  muy a menudo

Aquí tenéis: una microidea barata y realmente brillante.