Publicado en Pensando en voz alta

Complementar no es lo mismo que completar


El lenguaje es una de nuestras posesiones más valiosas, por eso merece la pena invertir tiempo para utilizarlo en toda su riqueza y precisión. Por ejemplo, dos verbos como complementar y completar, que casi parecen iguales en su formulación escrita difieren bastante de su significado, pues aunque una persona pueda complementar a otra no puede completarla. Sólo uno mismo puede completarse, la acción recae en ti, nadie más puede hacerlo.

Anuncios