Publicado en Pensando en voz alta

Perdóname


Los efectos beneficiosos del perdón son incontables. Tan incontables que cuando se practica con asiduidad se deshacen cantidad de entuertos y situaciones equívocas. Al ver este vídeo he sentido enormes deseos de ponerme en paz con muchas personas que a lo largo de mi vida han sufrido mis incomprensiones, mis rechazos, mis miradas para otra parte, mi sentimiento de superioridad hacia ellas o mi falta de compasión. A todas ya les he pedido perdón. Aun así,  que sea este vídeo una nueva oportunidad para conectarnos con la energía benéfica de una actitud que busca construir cuando se  ha actuado  contra nuestros propios valores, en lugar de contribuir a la destrucción, la separación o el rechazo. Que la otra persona reciba tu perdón y  te perdone o no, eso ya no está en tus manos.

Anuncios

Autor:

Vivo en una ciudad del Norte de España, entregada a la pasión por aprender y transformar mi vida y la de los que me rodean en una aventura única. Creo en la gente y en las oportunidades que nos ofrecen las adversidades. He aprendido que el único pecado imperdonable es no arriesgarse.

Un comentario sobre “Perdóname

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s