Publicado en Pensando en voz alta

¿Plato sorpresa o tortilla de patatas?


Imagina esta situación: te has apuntado a un concurso de cocina donde todo es secreto, incluidas las normas del certamen. Llegas con una curiosidad exacerbada y el organizador te dice: “puede elegir dos posiblidades: la primera cocinar el plato que usted quiera, con la condición de que sea comestible (eso lo comenta mientras te guiña el ojo) , la segunda, hacer el plato que yo le sugiera. Si elige la primera opción, aclara,  se tendrá que buscar los ingredientes y si se decanta por la segunda se los proporcionaremos nosotros. Cuando cotejemos los resultados  decidiremos quién ha ganado el concurso”.

La vida se parece algo a este concurso de cocina y las dos opciones tienen sus ventajas y sus inconvenientes.  Te animo a ser creativo/a y compartir tus  cavilaciones.