Publicado en Artículos de blogs que nos interesan

Diez razones indiscutibles para ser tu propio jefe


araña Ilustración: http://www.neskoncept.com/

Raimon Samsó, coach, conferenciante y autor de éxito, con la claridad que le caracteriza, resume en esta entrada de linkedin diez razones poderosas para pasar a la acción:

“Por qué es mejor trabajar para uno mismo y no para un jefe (10 razones indiscutibles)

He aquí mis 10 razones para trabajar para ti mismo (y no para otros)…

1) Tiempo para tu familia. Esto es con frecuencia la razón número uno para empezar un negocio. Estar ahí para tus hijos, tu cónyuge o tus padres ancianos… son lo más importante.
2) Sé rico y libre. ¿Por qué seguir trabajando en hacer que alguien sea más rico, cuando se puede usar todo ese trabajo para tu propia riqueza?
3) Elige tu propio horario. Trabaja cuando quieras, donde quieras, durante todo el tiempo como quieras. No hay nada mejor que esto.
4) Imprime tu propio dinero. Si necesitas más ingresos, tú sabes exactamente lo que tienes que hacer para conseguirlo.
5) Beneficios Fiscales. Puedes ahorrar miles de euros en impuestos sobre la renta. Cuando descubras lo que puedes deducir como gastos de negocios no te lo creerás. Consulta con tu gestor.
6) No conducir. En realidad, sólo harás un viaje: desde tu dormitorio a tu despacho (¡que incluso puede estar en tu dormitorio!). Los empleados promedio pasan horas cada día sentados en sus autos en medio del terrible tráfico, camino hacia y desde el trabajo.
7) Vivir donde quieras. Ya no tendrás que preocuparte por estar cerca de tu empresa. Elige: ciudad, urbanización, o casa de montaña … te toca elegir.
8) Eliminar gastos. No es necesario alquilar una oficina grande y elegante y amueblar con un equipo caro. Tu despacho está en tu casa. O en tu cafetería favorita. Una habitación de invitados o sólo algunas reformas en un pequeño espacio en una sala existente será suficiente.
9) Los días de vacaciones… ¡cuando quieras! ¿Necesitas un día de descanso? No tendrás que ”pedir” a nadie más que a ti mismo para tener unos días libres.
10) Tú eres el mejor jefe con el que puedes trabajar. Despide a tu jefe de una vez…”

Aquí encontrarás más información sobre los seminarios y los libros de Raimón Samsó: http://www.raimonsamso.com/

Anuncios
Publicado en La caja de herramientas

Una nueva relación con el dinero


Todos mantenemos una relación con el dinero que viene de antiguo. En algunos casos esta historia es perjudicial en muchos de sus elementos (fundamentalmente en las creencias que impulsan a actuar equivocadamente), de ahí que no sepamos cómo cortar el cordón umbilical y empezar una nueva relación más sana y productiva con lo que representa el dinero en nuestra vida.

Desde que escribo sobre coaching y ejerzo de coach he aprendido que los mayores obstáculos que nos impiden llevar la vida que nosotros queremos están dentro y no fuera.A menudo oímos historias espeluznantes que achacamos a las circunstancias, la suerte, el destino… Y no pensamos, en ningún momento, que no son las historias en sí, sino la disposición con la que afrontamos lo que nos ocurre, lo que decidirá, en definitiva,  en un sentido o en otro.  Nadie, a ciencia cierta, podía saber que la bolsa iba a desplomarse y que arrastraría a miles de empresas y de ahorros personales, pero una vez ocurrido ¿qué se puede hacer? ¿qué actitud tomar ante el presente? ¿qué decisiones elijo? Es imposible volver al momento en que la bolsa funcionaba a nuestra entera satisfacción, así que…

La elaboración de una relación sana con el dinero exige contemplarlo como lo que es: una construcción mental que se plasma en la realidad que nosotros le otorgamos. El dinero no te exime de ser consciente de ti,  ni de prestar atención a los demás, ni de ser honesto ni de sobre de todo de ser objetivo y mirar afuera con rigor, sin automatismos.

Los coach David Krueger y Jonh David Mann proponen cuatro puntos de partida para crear nueva historia monetaria que nos impulse en lugar de que nos arrastre:

1. ¿Qué deseas conservar de tu antigua relación con el dinero?

Lo más importante en este punto es distinguir lo que funciona de lo que no. No todas tus convicciones sobre el dinero tienen por qué  ser destructivas o  improductivas. Elige tres aspectos de tu historia monetaria actual que te gustaría conservar o incluso realzar.

2.  ¿Qué deseas dejar atrás?

Debes encontrar un modo de liberarte de las cosas que no te sirven. Se infllexible y pregúntate: ¿funciona? si la respuesta es negativa, despídete. Si pudieras eliminar tres cosas de tu vida ¿cuáles afectarían más?

3. ¿Qué deseas evitar?

En este mundo hay cosas de difícil cambio. Por ejemplo, el alcohólico tiene que bregar de por vida con su adicción, pero puede decidir no entrar en bares. Puedes elegir no discutir sobre un tema, no quejarte del trabajo, etc…. Pregúntate cuál de los factores que quieres evitar va a ayudarte a reescribir tu relación con el dinero.

4.¿Qué deseas cambiar?

Ciertos comportamientos y creencias no te  hacen ningún bien, sí, cierto, pero quizás no te has parado a pensar que puesto que los ha construido tú, están ahí por algo  y  que si los has creado en algún momento de tu vida  ¿por qué no vas a poder a crear algo distinto en su lugar?   Si te intimida el miedo a invertir, tienes la posibilidad de informarte mejor y comprometerte a actuar según la información obtenida.  Examina qué conductas puedes cambiar, invertir o modificar para propiciar tu prosperidad económica.

Cambia tu relación con el dinero. Te aconsejo dos excelentes libros: El código del dinero de Raimon Samsó, comentado en la sección Libros recomendados https://microcambios.com/2011/04/23/el-codigo-del-dinero/ y El lenguaje secreto del dinero de David Krueger y John David Mann