Publicado en Microideas

El dinero, una consecuencia de elegir


 

No hay ningún pensamiento que viva en tu cabeza sin pagar alquiler: cada pensamiento que tengas será o bien una inversión o un coste.  O bien te llevará hacia la felicidad y la prosperidad o te alejará de ellas. O bien te infundirá poder o te lo quitará.  Por eso, es imprescindible que elijas sabiamente tus pensamientos y tus creencias. Ten presente que tus pensamientos y tus creencias no son quien tú eres y que no se hallan necesariamente adscritos a ti.  Por muy valiosos que creas que son, no tienen mayor importancia y mayor significado que los que tú les das. Nada tiene significado excepto el que se le da. 

Harv Eker

Los secretos de la mente millonaria

 

 

 

Anuncios

Autor:

Vivo en una ciudad del Norte de España, entregada a la pasión por aprender y transformar mi vida y la de los que me rodean en una aventura única. Creo en la gente y en las oportunidades que nos ofrecen las adversidades. He aprendido que el único pecado imperdonable es no arriesgarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s