Mis libros


Microcambios, Me mudo de sistema, Sue Blackwell, Cecilia Monllor
Imagen: Sue Blackwell

 


A mis Libros—qué bueno acudir—
Llegado el final de cansados Días—
Hace la Abstinencia llevadera—
Y el Dolor—se pierde—en Elogios—

Como Sabores—animan a Invitados
Que llegan tarde a un Banquete—
Así Especias—alientan el tiempo que queda
Para mi pequeña Biblioteca—

Fuera—puede que haya Desolación—
Lejanos pies de Hombres que flanquean—
Pero la Fiesta—no deja entrar la noche—
Y dentro—hay Campanas—

Doy las gracias a estos Parientes del Estante—
Sus Aniñados Semblantes
Enamoran—de Antemano—
Y satisfacen—una vez obtenidos—

_______________________

Traducción: Alvaro Torres Ruiz

 

Unto my Books—so good to turn—
Far ends of tired Days—
It half endears the Abstinence—
And Pain—is missed—in Praise—As Flavors—cheer Retarded Guests
With Banquettings to be—
So Spices—stimulate the time
Till my small Library—It may be Wilderness—without—
Far feet of failing Men—
But Holiday—excludes the night—
And it is Bells—within—

I thank these Kinsmen of the Shelf—
Their Countenances Kid
Enamor—in Prospective—
And satisfy—obtained—

Emily Dickinson

Una teoría sobre la no muerte


El científico Robert Lanza cree que la muerte es una 'ilusión'.

Publicado en PÚBLICO Madrid 16/04/2014 

¿Existe la muerte? Una teoría científica asegura que no 

El profesor estadounidense Robert Lanza explica, basándose en el «biocentrismo», que la muerte existe solo en nuestra conciencia 

Es un interrogante que ha planeado siempre sobre las cabezas de filósofos, médicos, teólogos, pensadores e investigadores. ¿Existe vida después de la muerte? ¿Qué pasa con nosotros cuando el cuerpo ya no responde?

Ahora, un científico estadounidense afirma que la muerte «es una ilusión» y que las evidencias científicas sugieren que «la muerte no es el final».

En un artículo publicado en su sitio web y recogido en el diario británico The Independent,el profesor adjunto de la Escuela de Medicina de la Universidad Wake Forest de Carolina del Norte, Robert Lanza, cree haber hallado la respuesta en la Física Cuántica, más concretamente en la nueva teoría del biocentrismo, basada en que prácticamente todo lo que asumimos como un hecho, existe porque nosotros creemos que es así.

«Nuestra manera clásica de pensar está basada en la creencia de que el mundo tiene una existencia objetiva de observador independiente. Pero una larga lista de experimentos muestran justo lo contrario. Creemos en la muerte porque nos han enseñado que morimos. También, por supuesto, porque nos asociamos a nosotros mismos con un cuerpo y sabemos que los cuerpos mueren», señala Lanza en su artículo.

De este modo, el científico señala que conceptos como el universo, el espacio o el tiempo existen sólo en nuestra conciencia, como instrumentos construidos para la propia vida. «Todo lo que ves y experimentas en este momento -incluso tu cuerpo- es un remolino de información que ocurre en la mente», escribe.

Sostiene, por tanto, que si el espacio y el tiempo no existen, «la muerte no existe en un mundo intemporal y sin espacio». «La muerte no existe en ningún sentido real en estos escenarios», afirma Lanza.

¿Significa eso que vivimos eternamente? El profesor explica que la inmortalidad «no significa una existencia perpetua en el tiempo, sino que reside fuera del tiempo completo». Y explica así lo que podría quedar tras la muerte del cuerpo: «La vida es una aventura que trasciende nuestra manera lineal y ordinaria de pensar. Cuando morimos, no lo hacemos en el modo de una matriz aleatoria, sino según la matriz ineludible de la vida. La vida tiene una dimensión no lineal, es como un flor perenne que vuelve a florecer en el multiverso», concluye.


La posibilidad: querida futura madre


¿Qué pensamientos, emociones y miedos pueden pasar por la cabeza de una madre que sabe que su hijo  nacerá con síndrome down? Esa madre se preguntará: ¿qué futuro le aguarda a mi hijo?

Varios niños  de diferentes países contestan a esta pregunta.

 Querida futura mamá:  tu hijo podrá hacer muchas cosas, abrazarte, hablar y decirte que te quiere, correr hacia ti, ir a la escuela como todos, escribir y escribirte, viajar, ayudar a su padre a reparar la  bici, trabajar y ganar su dinero y con ese dinero invitarte a cenar o alquilar un apartamento para vivir solo. Algunas veces será difícil, muy difícil, casi imposible.. ¿pero no es así para todos los padres y madres?

Querida futura mamá: Tu hijo podrá ser feliz como yo,  y tú también podrás ser feliz. ¿Verdad mamá?

Dedicado para todos los padres y madres que han aceptado traer al mundo hijos diferentes, tan queridos, o incluso más queridos, que los englobados en la etiqueta normal .¿Sabemos de verdad que es ser normal?

En memoria de Victoria y su preciosa hija Mavi. 


¡Me mudo de sistema! en ebook


¡Me mudo de sistema! Cecilia Monllor, Microcambios, libro electrónico,

Hace unos años ( y no muchos) comenzaron  los primeros seminarios profesionales para editores sobre el  futuro del libro electrónico o ebook. La rapidez con que la tecnología absorbe el mundo es increíble.  Sin apenas darnos cuenta, el libro electrónico se ha apoderado de los contenidos erigiéndose en competencia al libro en papel. Grandes cadenas como: Amazon, Barnes and Nobles, gigantes como Google, compañías tecnológicas como Sony, Samsung… ya procesan millones de ebook con toda la comodidad que implica tener el libro inmediatamente, sin desplazamientos, a menor precio y con cero limitaciones de almacenamiento físico. Y aunque yo sea una romántica del papel, adore los libros como objetos y sienta pasión por las librerías físicas donde el tiempo se suspende, admito que es una buena opción. Por eso, también he querido que ¡Me mudo de sistema! tenga su oportunidad para los lectores en formato ebook para diferentes plataformas. Aquí enlazo la de Amazon  ¡Me mudo de sistema! en formato kindle


¿Importará esto dentro de cinco años?


microcambios, me mudo de sistema

Ilustración: Rafal Oblinski

¿Importará esto dentro de cinco años, de diez, de quince…?  Buena pregunta para afrontar el estrés de una decisión importante. Claro está la conclusión la ignoramos. De otra manera tomar decisiones no implicaría el menor desgaste. Pero este no suele ser el caso. En el mundo de las múltiples elecciones y probabilidades elegir es complicado y causa desazón, sobre todo por el miedo a equivocarnos. Ahora bien ¿qué pasaría si contempláramos el asunto desde otra perspectiva, por ejemplo el alivio, la ligereza o la simple curiosidad ante el reto? Lo tedioso y plomizo se transforma entonces en claridad y actuar resulta fácil. La claridad mental es pues la consecuencia de formular la pregunta en estos términos.  Tal vez estemos gastando demasiada energía y celo en un asunto menor que al cabo de cierto tiempo se diluirá como un terrón de azúcar en una taza de café. O tal vez el asunto sea capital y entonces la respuesta afirmativa nos impulsa con nuevos bríos hacia la meta.

Suelo utilizar esta pregunta a menudo cuando me encuentro en una encrucijada. La refiero a situaciones, personas o circunstancias. Cada uno puede hacer sus listas de cuestiones que le atañen, mejor por escrito. Me gustan las palabras de Faulkner: «nunca sé lo que pienso hasta que lo escribo».


Cosas importantes que he aprendido (de otros)


 


Microcambios, Me mudo de sistema

 

 

1. Pérdidas de tiempo.Tratar de impresionar a gente no te cae bien. (Timothy Ferris)

Y una aplicación: dedicar el posible estrés a impresionar a alguien que  admires y valga la pena.

2.¡Procrastinadores, atentos!  Mientras aplazamos las decisiones, la vida transcurre (Séneca)

Y una aplicación: no digas que “ya verás” a un acontecimiento que te acaban de proponer y no te apetece. No pospongas la decisión a sabiendas de que será no. Mejor informa que “desgraciadamente”  casi seguro  no estarás disponible, pide a quien te ha invitado que no esté pendiente de ti y si eres de los “queda bien” comenta que si cambia la situación se lo harás saber. ¡Listo!

3. Fugas de energía y tiempo.Buscar la validación en los lugares equivocados  (Seth Godin)

Y una aplicación:  huye como de la peste de las críticas destructivas y los celos de alguien que no desea que te vaya bien, pues que le vayan dando…

4. ¡Cree!  La esperanza consiste en mantener la alegría en situaciones que sabemos desesperadas (Chesterton)

Y una aplicación: la experiencia nos dice que las cosas buenas y malas acaban diluyéndose en nuevas circunstancias. Eso, sea lo que sea, también pasará.

5.Herramienta anti perfeccionismo. Todos los buenos escritores escriben primeros borradores de mierda (Anne Lamott)

Y una aplicación: ¡relájate! Ni es tan importante ni tan urgente. Solo es un primer ensayo y nadie está juzgando tus tanteos (da igual el ámbito en el que te muevas).

6.¡Cierto! Si vives pensando que la gente es, en general, buena e interesante, descubrirás los aspectos buenos e interesantes de aquellas personas con las que te relaciones (Brendon Burchard)

Y una aplicación: en lugar de ver a los demás como competidores intenta verlos como  dignos adversarios. Si insistes en  el matiz negativo los etiquetas como  obstáculos, pero si lo haces de forma admirativa, reconoces sus virtudes y admites que pueden sacar lo mejor de ti mismo.

7. Predisposición hacia la generosidad. El resultado final de la bondad es que atrae a la gente hacia ti (Annita Roddick)

Y una aplicación: a todos nos gusta recibir, ya sea colaboración, aprecio, regalos, ayuda inesperada, comprensión, consuelo, compasión, empatía…

8. ¡Observa! La falta de motivación a menudo está relacionada con sentimientos ambivalentes (Joe Vitale)

Y una aplicación: piensa en el miedo cuando haya falta de claridad a la hora de hacer o tomar decisiones. Es el obstáculo habitual. Para superar el bloqueo  determina en qué nivel te encuentras: aterrado, inquieto, con pocas ganas, confundido y/o necesitado de ayuda externa. Luego obra en consecuencia porque cada nivel requiere de una acción diferente.

9. La actitud es todo. La mayor parte de nuestra felicidad o miseria depende de nuestra disposición y no de nuestras circunstancias (Martha Washington)

Y una aplicación: cuando algo te salga mal, rematadamente mal, piensa que esta vez ha sido así, pero no te tomes endiabladamente en serio a ti mismo/a. Reserva el tiempo necesario para lamerte las heridas y luego, en pie. La diferencia entre el éxito y el fracaso radica en la perseverancia. Persevera en tener un buen carácter.

10. Insiste en la simplicidad. Bueno es mejor que perfecto (Regina Spektor)

Y una aplicación: No pierdas el tiempo tratando de decidir cuál será la mejor mermelada entre veinte botes. Elige una y si no aciertas, la próxima vez elige otra. (Esto también vale para las vacaciones, el trabajo, la indumentaria… Vamos para cualquier cosa).

11.Sabiduría vital:  “Antes de hablar, escucha. Antes de escribir, piensa. Antes de gastar, gana. Antes de invertir, investiga. Antes de criticar, espera. Antes de orar, perdona. Antes de abandonar un hábito, haz. Antes de la jubilación, guarda. Antes de morir, da  (William A. Ward)

Y una aplicación: el hábito de la sensatez se adquiere practicando todos los días el sentido común. Y este aconseja dejar la tarjeta de crédito en casa cuando los gastos superan a los ingresos o esperar que alguien te explique qué ha pasado con un malentendido antes de saltarle  a la yugular.

12.Revisa la escasez.  La falta de dinero no es un obstáculo. La falta de una idea es un obstáculo  (Ken Hakuta)

Y una aplicación: Imagina que el dinero es la gasolina que necesitas para que el coche circule . Si te pasas la vida con el indicador de combustible en reserva  buscando con desesperación una gasolinera para no quedarte tirado es hora de hacer acopio de ideas: ¿comparto coche? ¿me consigo una bici? ¿me traslado a un lugar donde pueda ir a todos lados a pie?  Metáforas todas para salir del atolladero con el auxilio de la  inteligencia.

 

 


25 razones para leer


 

cerilla (1)

 

Hoy toca la lectura, mi tema favorito. En junio del 2013 garabateé  en mi blog  Nuncatehagaslibrero  25 razones para leer.  Me gustan tanto los libros que de vez en cuando me detengo  a pensar en la naturaleza de ese amor tan apasionado y fiel. Me pregunto por qué soy tan adicta, qué es lo que me engancha tanto y me enamora de leer… Las razones que esgrimí entonces son igualmente válidas hoy. Me gustaría, microcambieros, conocer vuestras razones lectoras, si es que las tenéis y os apetece compartirlas. De haber podido elegir una patria, os aseguro que la mía sería Nación Lectura porque en ella están todas las razas, las lenguas, las culturas (mayoritarias y minoritarias) todos los tiempos y épocas, todas las geografías… En Nación Lectura me sentiría como pez en el agua, rodeada de millonarios, como yo, cuya mayor posesión en la tierra sería apetito de conocer y tiempo de saborearlo. Y esto es todo.

1.¿Hay que tener una razón?
2. Pasar más tiempo con algo que no te da la tabarra
3. Recibir una lección de historia gratuita
4. Conocer a gente curiosa y peculiar
5. Hallar almas gemelas
6. Ayudar a un autor/a a vivir de su talento
7. Sentir un chute de gratificación
8. Holgazanear un poco sin tener que justificarte
9. Abrir la ventana del alma y dejar entrar aire puro
10. Conocer algo extraño y curioso
11. Aparcar la realidad durante un tiempo o vivir en el limbo a perpetuidad
12. Encontrar preguntas interesantes
13. Hallar respuestas sin proponértelo
14. Coleccionar amigos invisibles
15. Encender la chispa
16. Comentar libros con otros apasionados
17. Ampliar la curiosidad con autores que ni te suenan
18. Medicarte de forma barata para un mal incurable
19. Hacer terapia low cost
20. Disfrutar del auténtico lujo
21. Enamorarte
22. Cultivarte
23. Retirar la atención de los demás
24. Viajar astralmente
25. Tener libros a la vista o encerrados en un pequeño aparato algo siniestro


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 105 seguidores

%d personas les gusta esto: