Publicado en Pensando en voz alta

La caja de las edades


La gran cosa de envejecer es que no perdemos ninguna de las otras edades que hemos tenido

Sigo siendo cada edad que he tenido. Porque una vez fui niña, siempre seré niña, porque fui una adolescente buscadora, y dado que esos estados de ánimo y éxtasis, todavía forman parte de mí, siempre lo seré… Esto no significa que deba quedar atrapada o encerrada en cualquiera de estas edades… La retraída adolescente, la adulta infantilizada, pero todas ellas están en mí trazadas; olvidar es una forma de suicidio… Demasiadas personas no comprenden en qué consiste “deshacerse de las cosas de niño” y piensan que olvidando lo que un niño de 3, de 13 o de 23 piensa, siente, toca, huela, saborea, ve y oye, se han convertido en adultos. Cuando estoy con esta gente , yo, como los niños, siento que si esto es lo que significa hacerse adulto, entonces nunca quiero serlo. Pero si en vez de eso puedo retener la conciencia y la alegría de la niña y tener cincuenta y un años, entonces, de verdad aprenderé qué significa ser adulto.

Madeleine L’Engle

dorothea Lange mujer pensativa
Imagen: Dorothea Lange

Anuncios

Autor:

Vivo en una ciudad del Norte de España, entregada a la pasión por aprender y transformar mi vida y la de los que me rodean en una aventura única. Creo en la gente y en las oportunidades que nos ofrecen las adversidades. He aprendido que el único pecado imperdonable es no arriesgarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s