Publicado en Microideas

La vida sin esfuerzo


 

El auténtico agricultor abandonará toda ansiedad, igual que las ardillas no manifiestan preocupación alguna sobre si los bosques darán castañas ese año o no, y terminará su labor al acabar cada día, renunciando a cualquier derecho a reclamar el producto de sus campos y sacrificando en su mente no sólo los primeros, sino también los últimos frutos.

Thoreau