Publicado en Pensando en voz alta

Dos excesos


dos excesos
Fuente: Giacometti Font Family

Frente a un dilema podemos hacer dos cosas: excluir la razón o no admitir más que la razón. La pregunta es: ¿me beneficia posicionarme en cualquiera de los dos polos? El pensamiento lateral es posibilista y se sitúa más allá de la lógica.No es que haga caso omiso a la razón o a la emoción sino que no aferra como un clavo ardiendo a experiencias anteriores del pasado. Prefiere pensar mediante la experimentación, la prueba, las variables en juego… Es provocativo porque se atreve a ir más allá del punto de vista que solemos adoptar habitualmente (ya sea racional o emocional). Además, no sabe lo que busca hasta que lo encuentra. Por eso los “y si…” constituyen su centro de gravedad.
Evita ambos excesos y permítete ser creativo. Esta forma de pensar (hacia los lados, como barriendo un amplio espectro de posibilidades) es la que propicia el cambio y lo impulsa.

Anuncios
Publicado en Libros recomendados

Switch: cómo cambiar las cosas cuando el cambio parece difícil


Switch

Autores: Chip Heath y Dan Heath

Editorial Broadway Books

Idioma: Inglés

Reseña: Switch parte de la siguiente siguiente pregunta: ¿por qué nos resulta tan difícil de hacer cambios duraderos en nuestras empresas, en nuestras comunidades y en nuestras propias vidas? El principal obstáculo, concluyen los autores, viene de un conflicto generado en nuestro cerebro. Los psicólogos han descubierto que nuestras mentes se rigen por dos sistemas diferentes-la mente racional y la mente emocional-que compiten por el control de cada cosa que hacemos. La mente racional quiere un cuerpo para exhibir en la playa; la mente emocional quiere galletas Oreo. La mente racional quiere cambiar algo en el trabajo; la mente emocional ama la comodidad de la rutina existente. Esta tensión puede hundir cualquier esfuerzo de cambio, pero si se supera, el cambio puede llegar rápidamente.

En Switch, los autores muestran cómo todos los días  personas de la calle, empleados y directivos, padres de familia y profesionales han conseguido unir las dos mentes y, en consecuencia, lograr resultados espectaculares. Y para contarnos cómo se puede lograr,  utilizan decenas de historias llenas de ingenio y chispa.

La mayor virtud de este libro reside en que que siendo un ensayo se lee como la más entretenida y apasionante novela. Y su redacción brilla con un lenguaje cercano al tiempo que riguroso (en la mejor escuela de periodismo americano).

Los hermanos Heath logran a través de una amena narración meternos en decenas de experimentos que arrojan nueva luz sobre cómo podemos lograr un cambio transformador. Por último, subrayar una importante conclusión:  los cambios siguen un patrón que podemos imitar.

A quién recomiendo la lectura: lectores de a pie, psicólogos, sociólogos, directivos, curiosos, gestores del cambio, coach y mentes libres.