Publicado en Pensando en voz alta

Un cuento chino


Murado, Microcambios
Pintura: Antonio Murado

El cambio es inevitable así que  la expresión “no cambiar nunca”  es un oxímoron. Todos cambiamos, querámoslo o no. Lo que sucede es que algunas personas fluyen como la corriente sin oponer resistencia al cambio y otros se empeñan en poner  puertas al campo.  Cuentan que un hombre  estaba poniendo flores en la tumba de su esposa cuando vio a otro hombre  colocando un plato con arroz en la tumba vecina. El hombre le preguntó:

—Oiga, ¿de verdad cree usted que su difunto vendrá a comer el arroz?

—respondió— cuando el suyo venga a oler sus flores.

Según el mensaje que me ha llegado de forma anónima en un correo de un amigo:

“Respetar las opiniones del otro, es una de las mayores virtudes que un ser humano puede tener. Las personas son diferentes, por lo tanto actúan y piensan diferente.

No juzgues, solamente comprende. Y si no puedes comprender… Olvídalo”.

La sabiduría oriental ofrece cinco reglas para vivir en paz:

1. Liberar el corazón del rencor y del odio
2. Liberar la mente de preocupaciones
3. Vivir de la forma más sencilla posible
4. Dar más
5. Esperar menos