Publicado en Vídeos Inspiradores

Sí puedo hacer algo por ti


Es más difícil recibir que dar. Lo peor de no poder dar es la vergüenza que te embarga. Prefieres aislarte del mundo antes que despertar lástima en los amigos o decirles: » ahora no puedo seguir el ritmo, no contéis conmigo». Ha llegado el momento de entender que no todos pueden seguir del ritmo y por eso este anuncio es oportuno y nos hace pensar. Hoy eres tú, pero mañana puedo ser yo. Y tal vez yo hoy puedo ayudarte igual que mañana podrás hacerlo tú conmigo.