Publicado en Artículos de blogs que nos interesan

7 pasos para ser más productivo en un 1000%


microcambios

Este post sobre el  incremento de la productividad, a través de una fórmula de Brian Tracy, explicada en  daringtolifelully, me ha parecido interesante por cuanto insiste en la mejora personal antes que en la mejora del  desempeño laboral para incrementar la productividad personal. Si prefieres leer el artículo original en inglés pinchar aquí

«Brian Tracy es un orador y autor motivacional exitoso e influyente.

Me he encontrado  un vídeo de youtube donde Tracy explica una fórmula de 7 pasos para aumentar la productividad en un 1000%, y quería compartirla.

Tracy explica en el video que durante su primer año de trabajo, cuando empezaba su carrera, sus ingresos ascendieron a 14.400 dólares. Sin embargo, doce años más tarde, la cifra se había convertido en 1.440.000 dólares. Había  aumentado sus ingresos cien veces en solo 12 años.

Tracy se sentó a analizar la fórmula con la que había logrado este increíble aumento de los ingresos y se dio cuenta de que había estado aplicando una fórmula que él articuló paulatinamente y denominó «la fórmula de 1.000%». La fórmula se basa en una mejora in crescendo o lo que los japoneses llaman «kaizen»: conseguir mejorar un poco cada día.

Tracy invita a su audiencia a pensar en lo siguiente: ¿Podrías aumentar tu productividad y tu rendimiento en una  décima parte del uno por ciento (0,1%) cada día? Este es un cambio tan pequeño que todo el mundo llegaría a la conclusión de que algo se puede hacer.  Después de todo, solo implica ser un poquito más eficiente, o trabajar un poco más duro cada día en una tarea importante.

Tracy comenta lo que escribió en su libro, “Focal Point”:

«Si consigues ser más productivo cada día un 0,1%, cinco días a la semana, al final de la semana serás la mitad del 1% más productivo (1/10 x 5 = 0,5%). Al final de cuatro semanas, lograrás ser un 2% más productivo (4 x 0,5% = 2%). Al final de cincuenta y dos semanas,  serás un 26% más productivo de lo que eras al principio del año (13 x 2% = 26%).

Al convertirte en un 26% más productivo en el transcurso de un año, y seguir mejorando en una décima del 1%  cinco días a la semana, realmente vas a duplicar tu productividad en general, en el rendimiento y en la producción en 2,7 años.

Si continúas aprendiendo, creciendo, y siendo cada vez más eficaz y eficiente, con una mejora del 26% anual,  esto se traducirá en un incremento de 1,004% en la productividad general de una década».

Tracy sostiene que a medida que la productividad aumenta, los ingresos casi sin duda se incrementan en un porcentaje similar. Es decir, aumentar la productividad, hacer las cosas bien de manera más eficiente en los resultados se traduce en el aumento de ingresos.

Los siete pasos de la fórmula 1.000% son los siguientes:

Paso uno : La hora de oro
Paso dos : planifica tu día con antelación
Paso tres : prioriza
Paso cuatro : focalízate
Paso cinco: convierte tu coche en una universidad móvil
Sexto Paso: revisa tus experiencias
Séptimo paso : trata a todos por igual como si fueran el cliente del millón de dólares

Cada uno de estos siete pasos se explica a continuación.

Paso uno: La hora de oro

El primer paso es levantarse una hora más temprano cada mañana para invertir esa hora en ti mismo . Tracy se refiere a esta hora como tu “hora de oro”. Inviertes una hora de oro  en la lectura de algo que es edificante, educativo, te motiva espiritualmente y así sucesivamente.

Aquí aparecen  algunas ideas sobre qué leer durante tu hora de oro:

  • Si estás en el sector de ventas, lee algo que te ayude a mejorar tus habilidades.
  • Si necesitas aumentar tu motivación, lee algo sobre motivación.
  • Si eres espiritual, lee algo espiritualmente edificante.

Tracy explica que la lectura de una hora cada mañana preparará tu mente para el resto del día.

Paso dos: Planifica tu día con antelación

Al final de cada día de trabajo, o antes de irte a la cama, haz una lista de todas las tareas que necesitas realizar el día siguiente. En otras palabras, realiza tu plan del día con antelación. De esta manera estarás logrando trabajar en las tareas que te impulsarán a alcanzar tus metas, en lugar trabajar en las cosas equivocadas o perder el tiempo preguntándote qué deberías hacer a continuación.

Además, mediante la planificación del día siguiente ocupándote esa tarde o noche programas tu mente subconsciente para pensar en las mejores maneras de encarar las  tareas que debes hacer al día siguiente durante el sueño de la noche.

Paso tres: Prioriza

Cuando hayas escrito sobre lo que te vas a ocupar el día siguiente tendrás que  priorizar. Determina qué es lo más importante, ¿qué es lo segundo más importante? ¿y lo tercero? Así sucesivamente. Al dar prioridad a algunas de tus tareas, incluso si al final de la jornada has dejado asuntos sin resolver, puedes estar tranquilo: conseguiste ocuparte de lo más importante.

Paso cuatro: Focalízate

Una vez que hayas determinado cuál es tu tarea más importante para el día, tienes que asegurarte de trabajar en eso antes de hacer cualquier otra cosa. Además proporciona a la tarea toda tu atención y tu enfoque.  Focalizarte en la tarea más importante incrementará el valor de lo  que haces.

Cuando hagas la tarea más importante del día, pasa a la tarea número dos en orden de prioridad y haz lo mismo: otorga el 100% de tu atención a la tarea hasta que esté completa.

Paso cinco: convierte tu coche en una universidad móvil

Tracy recomienda que conviertas tu coche en una universidad móvil y aproveches para escuchar programas educativos.  Sostiene que un estudio de la Universidad de California concluye que si escuchas programas educativos de audio mientras conduces, obtendrás los mismos beneficios, prácticamente, que los de asistencia universitaria a tiempo completo.

De hecho, escuchar programas de audio en el coche, es incluso más beneficioso que asistir a cursos universitarios porque escoges y eliges exactamente lo que deseas escuchar. Por lo tanto, elige los programas de audio que sean más relevantes para tus necesidades.

Por ejemplo, programas de audio en ventas, gestión del tiempo, superación de la dilación, comunicación, auto confianza, establecimiento de metas y así  sucesivamente, dependiendo de las habilidades que más necesites desarrollar y de los temas más valiosos para ti en este momento.

Al leer cada mañana durante tu hora de oro y convertir tu coche en una universidad móvil, es probable que leas un libro cada semana, lo que  significa 50 libros en un año. Para la obtención del doctorado hay que leer  de 30 a 50 libros y combinarlos en una disertación.

Si consigues leer entre 30 y 50 libros en tu campo en el transcurso de un año, obtienes el equivalente a un doctorado. Tu elección puede referirse a: ventas, negocios, emprendimiento, o a cualquier otra esfera. Puesto que vas a elegir un material de lectura que sea práctico y lo vas a aplicar en tu vida, con el objetivo de obtener mejores resultados, vas a conseguir el equivalente de la preparación de una tesis doctoral.

Sexto Paso: Revisa tus experiencias

A medida que transcurre el día, después de cada evento es necesario revisar la experiencia haciéndose dos preguntas. Tracy se refiere a estas cuestiones como “las preguntas mágicas”. Él indica que estas dos preguntas cambiarán tu vida. Las dos preguntas son las siguientes:

  1. ¿Qué he hecho bien?
  2. ¿Qué haría de manera diferente?

Después de cada experiencia que tengas en ese día, tanto si se trata de una llamada de ventas, una reunión con tu jefe, una presentación, una entrevista de trabajo etc…, la primera cosas que debes preguntarte es que has hecho bien. Anota todo lo que hiciste correctamente respecto a esa experiencia.

A continuación, debes preguntarse qué harías de manera diferente si te enfrentarás  a una experiencia o situación similar en el futuro. Anota todas las cosas que puedes hacer para mejorar la situación la próxima vez. Una observación importante aquí es que no debes preguntarte qué hiciste mal. En lugar de eso pregúntate cómo podrías hacerlo mejor la próxima vez.

Séptimo paso: trata a todos por igual, como si fueran el cliente del millón de dólares

El séptimo y último paso en la fórmula 1000% se refiere a la forma de tratar a las personas. Trata a todos los que conoces como te gustaría ser tratado. En otras palabras considéralos como tu cliente del millón de dólares. Esto incluye a las personas con las que trabajas, clientes potenciales, los miembros de tu familia, amigos, y así sucesivamente. Cuanto mejor trates a las personas con que te relacionas más van a querer trabajar contigo y estar cerca de ti.

Además, cuanto mejor tratas a los demás, mejor te sientes contigo mismo.

Conclusión

Tracy explica que no te mueves en la vida dando saltos cuánticos. Tampoco te vuelves rico noche a la mañana, no hay tal cosa de hacer dinero fácil. En lugar de eso, trabaja en ti mismo. Poco a poco, día a día, semana a semana y mes a mes, consiguiendo un crescendo. La mejora continua es la clave para vivir una vida mejor».

Fuente: Marelisa Fábrega

Lee el artículo en inglés en: http://daringtolivefully.com/increase-your-productivity 

Publicado en Microideas

3 sitios en la red que me nutren


internet
El post de hoy va sobre los sitios en la red que me ayudan a aprender y ampliar miras. Soy de la teoría de Jim Rohn de que siempre es más interesante invertir en mejorar la persona que en mejorar la disciplina o la destreza que uno posee. Aquí está mi lista:

http://manuelgross.bligoo.com/
http://daringtolivefully.com/
http://www.happiness-project.com/

Publicado en Artículos de blogs que nos interesan

Tres consejos para la felicidad Eckhart Tolle


munch
Imagen: Edvard Munch

Las modalidades del despertar son la aceptación, el gozo y el entusiasmo. Cada una representa una cierta frecuencia de vibración de la conciencia. Tienes que estar atento para asegurarse de que uno de ellos opera cada vez que te dedicas a no hacer nada en absoluto. Desde la tarea más simple a lo más complejo
Eckhart Tolle

Eckhart Tolle es un autor y maestro espiritual nacido en Alemania. Estudió en las universidades de Londres y Cambridge. A la edad de veintinueve años una profunda transformación interna cambió radicalmente el curso de su vida. Los años siguientes los dedicó a la comprensión y la profundización de su transformación interior para convertirse en asesor y maestro espiritual.
Tolle es el autor del aclamado bestseller número 1 del New York Times “El Poder del Ahora”, en el que explica que al honrar el momento presente, toda la infelicidad y la lucha se disuelven, y la vida empieza a fluir con alegría y facilidad. Los tres consejos siguientes sobre felicidad han sido tomados de su libro, “Una Nueva Tierra”.

Cuidado con tu infelicidad de fondo
En “Una nueva tierra ” Tolle reflexiona sobre la infelicidad de fondo que la mayoría de las personas experimentan casi constantemente. Es un sentimiento general de descontento, resentimiento e irritación que está presente en el fondo y que avanza a través de su vida cotidiana.
Este sentimiento se alimenta de pensamientos inconscientes que se refieren a los siguientes aspectos:
“Tiene que ocurrir algo en en mi vida antes de que pueda estar en paz (completo, feliz, etc.) Y me molesta que no haya sucedido todavía. ”
“Algo ocurrió en el pasado que no debería haber ocurrido y no me gusta. Si eso no hubiera ocurrido estaría en paz ahora “.
La mayoría de las personas se cuentan constantemente historias de cómo en algún momento en el futuro van a estar en paz, cuando un determinado hecho ocurra, o cuando alcancen una meta que se han fijado o si llegan a ser esto o aquello.
A veces la historia trata de la imposibilidad de alcanzar la paz de la mente o la felicidad a causa de algo que sucedió en el pasado. Eckhart Tolle añade que el común de las historias particulares podrían titularse: “¿Por qué no puedo estar en paz ahora”.
Él indica que para ser felices deberíamos hacer las paces con el momento presente.

Eckhart Tolle comparte su observación del comportamiento de dos patos peleando. Ellos hacen lo siguiente:
Se separan y flotan en direcciones opuestas.
Entonces cada uno despliega sus alas con fuerza varias veces para deshacerse del exceso de energía que se acumuló durante la pelea.
Después de batir sus alas flotan en paz, como si no hubiera pasado nada.
Sin embargo, de tener el pato una mente humana, lo probable es que se contara una historia como la siguiente:
“No puedo creer lo que acaba de hacer.¿Quién se cree que es? Me pone de los nervios… no tiene absolutamente ninguna consideración hacia los demás. Piensa que posee este estanque. Estoy seguro de que ya está tramando alguna nueva manera de darme la lata. No se va a salir con la suya, yo le enseñaré “.
La lección que podemos aprender de los patos es la siguiente: batir sus alas. Es decir, sacudir el exceso de energía que se interioriza después de un encuentro negativo, dejar de lado las historias que te estás contando a ti mismo, y volver al único lugar de poder: el momento presente.
Además, conviene estar atento a los pensamientos y emociones. Pregúntate a ti mismo constantemente: “¿Hay alguna negatividad en mí en este momento?” Ten cuidado con los pensamientos que tratan de explicar o justificar esta infelicidad, pero en realidad son la causa.
Cuando te das cuenta de un estado negativo dentro de ti, al mismo tiempo te das cuenta que tú no eres esos pensamientos, emociones o reacciones. Por el contrario, eres la presencia consciente que está siendo testigo de esos estados. Y en ese momento, en el que se crea una desconexión entre tus pensamientos y tú, puedes optar por cambiar simplemente los pensamientos y creencias que están causando la infelicidad de fondo en tu vida.

Elige paz sobre el drama

Eckhart Tolle también informa que debemos elegimos la paz sobre drama. Él explica que aunque todos queremos la paz, es decir, todos queremos ser felices, hay algo dentro de nosotros que también desea drama y conflicto. Piensa en lo siguiente:
Tienes una discusión con alguien;
Sientes que has sido de alguna manera menospreciado;
No tienes el debido reconocimiento, y así sucesivamente.

En todos los casos anteriores tu mente se acelera para defender su posición, atacar o culpar a alguien más. Tolle agrega lo siguiente:
“¿Puedes sentir que hay algo en ti que está en guerra abierta, algo que se siente amenazado y quiere sobrevivir a toda costa, que necesita el drama con el fin de afirmar tu identidad como el personaje victorioso de esa producción teatral? ¿Puedes sentir que hay algo en ti que preferiría tener la razón que estar en paz? ”
Desde luego, a quién le parece más justo esto es al ego, y una vez más la forma de disminuir el apego del ego a lo largo de su proceso de pensamiento es llegar a ser consciente de ello. Para Tolle ego es la parte de nosotros que se identifica con la voz en nuestra cabeza con “comentar, especular, juzgar, comparar, quejarse, afirmar gustos o disgustos , etc.”
La voz puede revivir el pasado y también ensayar imaginadas situaciones futuras. A su juicio, el pasado y el futuro son algo muy importante. Lo que ocurrió en el pasado, se dice, ya es y en el futuro se van a conseguir los objetivos que anda persiguiendo. Sin embargo, se da poco valor al presente.
Al escuchar la voz sin juzgar de ninguna manera, se dará cuenta de que “existe la voz” y “el aquí estoy escuchando”. Entonces ya es posible reemplazar lo que la voz dice y en su lugar afirmar: “Elijo ser feliz en lugar de insistir a toda costa que estar en lo cierto”.

Transforma tu trabajo en una práctica espiritual por la liberación de tu Ego

El tema del ” estado de flujo “y su relación a la felicidad ya la he mencionado antes en este blog.. En “Una Nueva Tierra”, Eckhart Tolle se refiere a que la forma de soltar el ego mientras trabajamos nos permite estar completamente presentes y ser uno con la tarea que realizamos.
Explica que aquellos que son excepcionalmente buenos en lo que hacen son a menudo totalmente o en gran medida libres de ego en el desempeño de su labor. Porque han llevado su atención fuera de ellos mismos:
Sus resentimientos mezquinos;
Su necesidad de reconocimiento;
Su aprensión sobre cómo su trabajo será percibido por los demás, y así sucesivamente.
En cambio, han puesto su atención completamente en la tarea que están realizando. Puede que lo ignoren, pero su trabajo se ha convertido en una práctica espiritual: cuando trabajan se convierten en uno con lo que hacen.
Al alcanzar este estado de flujo ya no estás preocupado por si el libro será aceptado por el editor o el que alguien pueda obtener crédito por tus ideas. Además, ya no estás reviviendo una situación incómoda que te ha pasado por la mañana o la semana pasada. Eres simplemente el presente con lo que estás haciendo y firmemente enraizado en el momento.
Es decir, has calmado tu ego y estás completamente en paz.

Conclusión
Haz lo siguiente:
-Toma conciencia de las historias que estás constantemente contándote a ti mismo en la parte posterior de tu mente de por qué no puedes ser feliz ahora;
-Decide que eres feliz y estás en paz -es más importante para usted que estar en lo correcto, y
-Libera tu ego mientras estás trabajando para que pueda llegar a ser uno con lo que estás haciendo, y al menos mientras ejercitas tu profesión puedes olvidar quejas mezquinas y las preocupaciones cotidianas.

Artículo de Marelisa Fábrega en: http://daringtolivefully.com/eckhart-tolle-happiness-tips
Traducido del inglés. Para ver original remitirse al enlace.

Publicado en Artículos de blogs que nos interesan

Un manifiesto para la libertad, de Marelisa Fabrega


Icaro
Imagen: http://semanalicaro.wordpress.com/

daringtolivefully.com, el exitoso sitio de Marelisa Fábrega, es uno de los lugares más útiles de la blogsfera para encontrar recursos y herramientas de crecimiento personal, coaching y psicología. El manifiesto para la libertad puede ser leído en su idioma oringinal, inglés en http://daringtolivefully.com/freedom-manifesto

“La libertad se encuentra en la aplicación de los siguientes principios:

1.La felicidad es una elección que puedo hacer en cualquier momento, sin tener en cuenta las circunstancias. No está fuera de mí. Necesito mirar dentro de mí para encontrarla.

2.Reconozco que cualquier angustia que siento no procede de lo que me pasa, sino de los pensamientos que tengo acerca de lo que ha ocurrido. Al mismo tiempo, tengo el control total de mis pensamientos.

3.Sé que puedo optar por actuar de manera constructiva, independientemente de cómo me sienta. Aunque no pueda liberarme por completo de los sentimientos negativos , sí puedo preguntarme sobre lo que debo hacer a continuación. Puedo seguir adelante y hacerlo.

4. Defino lo que significa el éxito para mí en lugar de perseguir ciegamente la definición de lo que entiende por éxito la sociedad.

5. Sé que lo extraordinario reside en la periferia. Me permito avanzar hacia allí e ir aún más allá.

6.Asumo la responsabilidad de mi vida, y entiendo que puedo crear mi vida.

7. Yo decido lo que quiero crear mediante el establecimiento de metas que me inspiran y me llenan de sentido de propósito.

8. Decido cómo usar mis recursos (tiempo, energía, dinero, etc.) Elijo usar mis recursos para avanzar hacia el logro de mis metas.

9.Sé que no debo esperar a que se presenten las circunstancias adecuadas o esperar a contar con los recursos necesarios, necesito crear las circunstancias adecuadas y usar más el ingenio.

10. No espero un golpe de suerte, en su lugar busco propiciar mi propia suerte.

11. Vivo dentro de mis posibilidades. Mantengo mi liquidez y tengo los pies en el suelo.

12. Soy capaz de crear fuentes pasivas y residuales de ingresos para no tener que cambiar mi tiempo por dinero.

13. Defino qué es “riqueza” para mí, y puedo equilibrar mi bienestar material a la par que equilibrar espiritualidad, condición física y emocional.

14. Libero mi casa de posesiones acumuladas que no utilizo y de cosas materiales que desordenan mi espacio vital.

15.No compro bienes materiales con el fin de impresionar a los demás. Sólo adquiero lo que realmente necesito o lo que me permite disfrutar el bien en sí.

16.No me comparo con los demás.

17. Centro mi atención en lo que puedo controlar, en lugar de enfocarme en cosas que no puedo controlar.

18. Sé elegir donde quiero estar y puedo elegir si quedarme o irme.

19.Sé que no existe la vida perfecta. Sé que la plenitud se refiere a cómo establecer metas que resulten significativas, trabajando por sus logros y disfrutando del viaje en todo el proceso.

20. Me doy la libertad de ser menos que perfecto.

21. Me libero de la necesidad del ego de auto exaltación y de defender mi propia importancia.

22.Simplifico mi vida tanto como puedo en todos los sentidos.

23. Juzgo por mí mismo y llego a mis propias conclusiones. Pongo en duda las reglas y que las cosas necesariamente se tienen que hacer cómo se han hecho siempre. Decido por mí mismo.

24. Trabajo por la satisfacción intrínseca que me proporciona hacer lo que me encanta, no por recompensas externas o reconocimiento.

25. No espero pedir permiso a los demás para ir tras lo que quiero, el único permiso que necesito es el mío.

26.Me permito la libertad de cometer errores. No me paraliza el miedo al fracaso.

27. Me permito ser yo, ser fiel a mí mismo. No estoy interesado en ser una versión de segunda clase de alguien más, estoy interesado en ser una versión de primera clase de mi mismo.

28. No espero a que suceda algo externo como: obtener un título o un ascenso, encontrar un compañero de vida, o ganar un premio, para sentirme bien conmigo mismo. Mi autoestima no depende de la validación externa.

29. Pongo en duda mis creencias para asegurarme de que me estén siendo de utilidad. No soy un esclavo de mi actual marco mental acerca de cómo funciona el mundo.

30. No escucho a los gurús sociales o culturales que tratan de dictarme lo que puedo o no puedo hacer en base a mi identidad de género, raza o edad.

31. Trato a mi cuerpo con respeto, cuidado y amor, y no estoy interesado/a en lograr una versión idealizada de las tiranías de los medios de comunicación.

32. Estoy cómodo/a estableciendo límites, diciendo “no” a los proyectos, tareas y compromisos que no están en consonancia con mis objetivos de vida.

33. No me preocupa lo que otros piensan de mí. Acepto que haya gente que no me gusta.

34. Me libero de las expectativas de los demás sobre mí.

35. No me preocupo por tratar de complacer a todos.

36. Me libero de las heridas del pasado y me deshago de cualquier carga emocional que me produzca agobio o me retenga de actuar. Me niego a aferrarme a rencores, resentimientos o viejas heridas. No permito que el pasado me atrape.

37. Me permito tiempo para el ocio y la relajación. Me permito estar libre de culpa por divertirme.

38. No trato de cambiar el mundo, me centro en cambiarme a mí mismo/a. Sé que la mejor manera de traer al mundo más paz, amor y tolerancia es siendo más pacífico, más amoroso y más tolerante.

39. No lucho por cómo son las cosas. Sé que todo es en cada momento como debe ser y lo único que está en mi mano es dar pequeños pasos hacia la creación de un futuro diferente.

40. Así como me doy libertad de ser quien soy, doy a otros la libertad de ser quienes son”.

¡Bravo Marelisa! Me sumo a tu manifiesto, lleno de cordura e inteligencia. Un valioso regalo de Reyes