Publicado en Pensando en voz alta

Ladrones del libre albedrío


libro montañas
Imagen: Su Blackwell

No es fácil ver a un hombre desdichado por no haberse detenido a pensar qué ocurre en el alma de otro. Pero quienes no siguen con atención los movimientos de su propia alma, fuerza es que sean desgraciados.

No hay ladrón del libre albedrío

Meditaciones de Marco Aurelio