Publicado en Microideas

Ponerse de vuelta y media


Cuando se detesta a alguien hasta el punto de quererlo liquidar, lo mejor que se puede hacer es coger un folio y escribir muchas veces que x es un asqueroso, un bellaco, un monstruo, y nos daremos cuenta enseguida que lo odiamos menos y que casi no pensamos en la venganza. Es más o menos lo que he hecho en relación conmigo mismo y con el mundo. La recopilación la he extraído de los bajos fondos de mí mismo, para ultrajar la vida y ultrajarme. ¿El resultado? Me he soportado mejor, como mejor he soportado la vida.

Cioran

Ejercicio de admiración