La versión mala o cómo producir malas ideas para ser creativos


Muchos de nosotros sabemos que uno de los secretos de generar buenas ideas está en producir malas ideas. Pero si buscas en los estantes de tu biblioteca o visitas los mejores blogs de productividad y creatividad – o incluso le preguntas al señor Google “cómo llegar a las malas ideas” – no encontrarás mucha orientación.

Gracias, por tanto, al brillante Scott Adams . En un reciente ensayo de Wall Street Journal , elcreador de Dilbert echaba mano de su experiencia como guionista de televisión para sugerir uno de los mejores ejercicios de creatividad que he encontrado.

He aquí su explicación:

Pasé algún tiempo trabajando en la industria de la televisión y aprendí una técnica que usan los escritores. Se llama “la versión mala.” Cuando crees que existe una solución a la trama pero todavía no la puedes imaginar, la describes como una versión mala que no tiene otro propósito que estimular a los otros escritores para imaginar una versión mejor.

Por ejemplo, si tu personaje está atrapado en una isla, la mala versión de su fuga podría implicar a monos que construyen un helicóptero con hojas de palma y coco. Esa idea de la historia es, evidentemente mala, pero podría estimular a pensar en términos de soluciones de ingeniería, u otras soluciones relacionadas con monos. El primer paso en el pensamiento de una idea que funciona es dejar de fijarse en las ideas que no. La mala versión de una idea mueve la mente hacia  un nuevo punto de vista.

En el artículo, Adams utiliza el proceso de mala versión de sugerir algunas ideas provocativas (e hilarantes) para reducir el déficit de los EE.UU. del presupuesto federal. Pero la técnica se puede aplicar a casi cualquier obstáculo creativo.

Así que pruébalo. Creo que no es una mala idea ¿no?

Recensión de Daniel Pink 

 

About these ads

Acerca de microcambios

Vivo en una ciudad del Norte de España, entregada a la pasión por aprender y transformar mi vida y la de los que me rodean en una aventura única. Creo en la gente y en las oportunidades que nos ofrecen las adversidades. He aprendido que el único pecado imperdonable es no arriesgarse. Ver todas las entradas de microcambios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 124 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: